top of page

Sin novedades del FMI, las reservas más complicadas

Actualizado: 28 mar 2023

Ayer el Banco Central vendió más de USD 200 millones y acumula un saldo negativo en el mes de marzo de USD 1.100 millones. El Directorio del FMI no confirma la revisión, por lo cual se complica el pago de la deuda. Y China enviaría más ayuda. ¿Qué va a pasar con los importadores?

Martes 21 de marzo de 2023, Mg. Yanina S. Lojo


La sangría de reservas no para. Y las complicaciones para el organismo que dirige Miguel Pesce tampoco. Realmente la situación sigue complicándose porque el Directorio del Fondo Monetario necesita aprobar la revisión del cuarto trimestre para que lleguen los Derechos Especiales de Giro (DEG). Estos son más que necesarios, porque entre hoy y mañana debían hacerse pagos que Economía tuvo que acordar rollear.


Las reservas al rojo vivo


Ya hemos hablado mucho sobre la situación más complicada de las reservas nacionales. En el día de ayer el Banco Central se deshizo de unos USD 261 millones, la más alta del mes. ¿Para qué? Hubo que enfrentar compras de YPF por unos USD 20 millones de por vencimientos de Obligaciones Negociables, más compras de diferentes gobiernos provinciales y unos USD 262 millones que deben pagarse como parte del esquema de pago por la compra de GNL de cara al próximo invierno.


Aunque desde el gobierno aseguran que las operaciones estaban más que previstas, el número no deja de preocupar porque de esta manera el BCRA alcanza en marzo los U$S 1.123 millones de venta de reservas. Y el número se vuelve cada vez más serio si analizamos las operaciones desde que comenzó el 2023, dado que la cifra alcanza los U$S 2.214 millones.


Desde el punto de vista positivo, ingresaron dos desembolsos de créditos internacionales de la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina) por USD 285,4 millones y otro del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por otros USD 395 millones. Esto se suma a los USD 915 millones que brindo en créditos el Banco Interamericano de Desarrollo.


¿Qué pasa con el Fondo Monetario Internacional?


Esta semana nuestro país debe pagarle, entre hoy y mañana específicamente, unos USD 2.690 millones. Según lo pautado con el FMI, los giros se iban a calzar con lo que se esperaba recibir por Derechos Especiales de Giro que equivaldrían a unos USD 5.400 millones. Estos se liberarían por el cumplimiento de las metas del cuarto trimestre del 2022. Mientras que la revisión técnica fue ya aprobada, el Directorio aún no dio el visto bueno y, por lo tanto, el giro no puede realizarse.


Según informaron desde Economía, la idea sería consolidar los pagos previstos con el desembolso, ya que ambas operaciones coinciden en el mes. ¿Es esto posible? Si, porque es un mecanismo está previsto en el estatuto del Fondo Monetario. Además, nuestro país ya lo uso el año pasado. El uso de esta posibilidad no requiere la aprobación del Directorio, sino que el gobierno puede hacer uso de este de manera unilateral.


Nuevamente la ayuda desde Oriente


Se estaría recibiendo un cuarto desembolso correspondiente a la ampliación del SWAP con China. En su momento, se había informado que unos USD 5.000 millones se pondrían a disposición para compensar las operaciones corrientes del mercado de cambio. (Ver Llega la ayuda desde Oriente, ¿o no?”)


Según indicaron las fuentes oficiales, Argentina ya habría recibido 3 desembolsos por USD 1.000 millones, y el quinto y último llegaría recién en abril.


Con un promedio de ventas diarias de USD 80 millones – sacando la situación particular de ayer -, la llegada de estos fondos daría un alivio provisorio hasta fin de mes.


Sin reservas, ¿Qué podemos esperar?


Este fin de semana corrieron muchos rumores sobre un desdoblamiento cambiario, que desde la cartera económica salieron ayer a desmentir. Sin embargo, los números no mienten y la situación se vuelve cada vez más crítica. Más si nos ponemos a pensar en las estimaciones que hizo la Bolsa de Comercio de Rosario, donde las pérdidas por la sequía llegarían a los USD 20 mil millones.


Dar por finalizada la recompra de deuda externa, fue la medida que tomó el gobierno para parar la sangría y dejó a los bonos argentinos en precios bajísimos como muchos pronosticaron. Pero la mayor pregunta que la mayoría de las empresas se hacen es ¿Qué va a pasar con las importaciones? Sólo podemos esperar mayor cepo y restricciones para los pagos al exterior a través del Mercado Único y Libre de Cambios.


Es probable que veamos una nueva versión del dólar soja, ya no en abril donde tendríamos el dólar Malbec, sino en mayo. Y quizás otros desdoblamientos cambiarios por economías regionales.

La medida más adecuada para potenciar el ingreso de dólares no va a llegar. ¿Por qué? Porque no hay confianza, y no es algo que tenga que ver con un gobierno o una bandera política, sino con la manera en la que se toman las decisiones en nuestro país. Porque nadie tiene certeza de que las medidas se sostendrán en el tiempo y que son parte de un plan económico macro que tiene objetivos claros. ¿Qué se debería hacer? Brindar un ajuste del tipo de cambio, para potenciar las exportaciones de todos los sectores de nuestra economía, inclusive acompañada por una reducción o eliminación de las retenciones. Pero si no hay confianza que esto se vaya a prolongar en el tiempo, sin importar quien gobierne, difícilmente se ve un resultado positivo.


Economía no tiene muchas opciones, cuando el mundo financiero internacional se puso patas para arriba: tiene que aferrarse al salvavidas y seguir tocando la misma música que hasta ahora. El problema es que a la industria y al comercio de nuestro país, el agua le esta llegando al cuello y no sabe cuánto tiempo le queda a muchos para mantenerse a flote.


24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page