top of page

El agua sube y la orquesta intenta seguir tocando

Hoy se debería llevar adelante la licitación de deuda en pesos de los vencimientos de marzo. El ministerio de Economía citó a los principales jugadores del sistema financiero y comenzó a circular un decreto que obligaría a las entidades del sector público a vender sus tenencias en dólares. El objetivo: mayor intervención de los dólares financieros. ¿Qué está pasando? ¿Qué se busca con estas medidas?

Miércoles 22 de marzo de 2023, Mg. Yanina S. Lojo


Ayer por la tarde cuando se dio a conocer la noticia que Economía había citado a los bancos, las Sociedades de Bolsa y a las Aseguradoras para las 8.30 am todos pensamos que tenía que ver con la licitación de deuda que debe llevarse adelante en el día de hoy. Pero por la noche, comenzó a circular un decreto donde se obligaría al sector público a vender sus tenencias en dólares. Vayamos desglosando el problema por partes.



Licitación de deuda en pesos


A principios de este mes, Hacienda llevó adelante un canje de deuda que tuvo una buena aceptación del mercado (Ver “Canje de deuda: el gobierno logra un 64% de adhesión y libera los vencimientos del segundo trimestre”) Al mismo, podían acceder aquellos que poseían títulos a marzo. Para lograr despejar las obligaciones, que podían generar turbulencias cerca de las elecciones, se convalidó una mayor tasa.



Fuente: Secretaría de Finanzas, Ministerio de Economía de la Nación.


Antes del canje el perfil de vencimientos establecía el siguiente esquema $ 800 millones en marzo, $2.500 millones en abril, $2.100 millones en mayo y $2.500 millones en el mes de junio. Tras la oferta realizada por el gobierno, se logró reducir a casi $700 millones en marzo, $1.000 millones en abril, $ 900 millones en mayo y $ 800 millones en junio.


Sin embargo, le quedaron por cubrir al menos unos $ 700 millones de pesos que deben licitarse entre el 22 de marzo y fin de mes. Aproximadamente serían unos $ 361 millones los que vencen en el día de hoy.


Pero el mundo no es el mismo que el 10 de marzo. Es uno completamente diferente, donde la crisis financiera internacional ha generado un alto nivel de desconfianza e inestabilidad. Tampoco el país: la inflación del mes de febrero se ubicó en el 6,6%. La tasa efectiva mensual, luego de la última suba del BCRA, quedo en el 6,4%.


Al mismo tiempo, casi el 90% de los vencimientos de este mes están en manos privadas. Se trataría, en su mayoría, de Fondos Comunes de Inversión que por una cuestión de liquidez no ingresaron al canje de deuda y que si reciben una oferta de tasa tentadora a un plazo corto no tendrían problema en rollear la deuda, por lo menos hasta julio.


¿Qué anunció ayer el gobierno?


Ante la suba de los dólares financieros, el gobierno nacional a través de la cartera económica anunció que llevaría adelante un canje de deuda con el sector público. En principio, según el borrador del decreto de necesidad y urgencia que circuló, los organismos públicos deberían vender sus bonos en dólares, con el objetivo de aumentar la oferta de estos instrumentos en el mercado y mantener bajo control a los dólares financieros.


Por lo cual, se llevaría adelante un canje por unos USD 4.000 millones, en bonos, bajo ley extranjera (globales o GD) que se encuentran en poder de organismos del sector público nacional por títulos en pesos y la incorporación de los bonos en dólares bajo ley local (bonares o AL) en la operatoria de dólar contado con liquidación (CCL).


¿Para qué incluir estos bonos dentro del Contado con Liquidación?


El objetivo sería darle instrumentos al Tesoro y al Banco Central para poder intervenir en el mercado de cambios financiero y controlar la evolución del precio de las divisas para que la brecha no siga creciendo.


Se buscaría profundizar el mercado del Contado con Liquidación (CCL), el cual ahora únicamente está habilitado para bonos GD29, GD30, GD35 y el resto de la serie de globales. Al permitir que se pueda girar al exterior a través de los AL se estaría brindando una mayor amplitud al mercado, teniendo en cuenta que el stock actual a valor nominal es de unos USD 35.000 millones.


¿Qué recibirán los organismos estatales en el proceso?


Según se conoció hoy, luego de la reunión del gobierno con las entidades financieras, se entregaría a cambio un bono en pesos, que podría ser un dual. Recordemos que estos son los instrumentos que ajustan por efecto de la inflación o de la variación del tipo de cambio, dependiendo de cuál varíe en mayor proporción.


¿Qué es el Fondo de Garantía y Sustentabilidad del ANSES y por qué es importante?


Según figura en el mismo sitio web este “fue creado por el Decreto N° 897 del 13 de julio de 2007, siendo el mismo un patrimonio de afectación especifica. Está compuesto por activos financieros tales como títulos públicos, acciones de sociedades anónimas, plazos fijos, obligaciones negociables, fondos comunes de inversión, fideicomisos financieros, cédulas hipotecarias, préstamos a provincias y a beneficiarios del SIPA”. ¿Cuál es su objetivo? “Preservar el valor del patrimonio del FGS buscando la rentabilidad de sus recursos, los que podrán ser utilizados para pagar los beneficios del Sistema Integrado Previsional Argentino y para hacer frente a los compromisos asumidos en la Ley 27.260 de Reparación Histórica, invirtiendo en proyectos e instrumentos que promuevan el desarrollo de la economía argentina y del mercado de capitales local de largo plazo.”


El FGS vino a atender la necesidad que surge cuando al desarmarse las AFJP se transfirió al ANSES todos los fondos que estas administraban. Hoy es uno de los principales acreedores del gobierno nacional, que poseería en total instrumentos por más de USD 10.000 millones (unificando el valor de las tenencias).


La lógica poco lógica de la economía argentina


A principio de año, Hacienda anunció una recompra de deuda externa por USD 1.000 millones. La medida, que tuvo un impacto negativo en las reservas, se hizo cuando el precio de los instrumentos era muy alto. Pagó por la recompra de cada bono unos USD 38.- En este momento, los mismos se encuentran a un valor de mercado de USD 25.- En general, la lógica del mercado es comprar cuando está barato y vender cuando está caro, no la inversa porque eso implica una pérdida importantísima. Que es básicamente lo que está haciendo el gobierno.


El escenario se vuelve peor cuando se toma conciencia de que el principal acreedor, es decir, quien pondrá la mayor cantidad de activos a disposición de Economía será el Fondos de Garantía y Sustentabilidad del ANSES.


Todo esto se da en el marco de la aprobación de una moratoria previsional, donde el gobierno le garantizó al Fondo Monetario Internacional que tomaría todas las medidas necesarias para que esto no afectará la meta de déficit fiscal. Sin embargo, este no sería el camino.


Se dejó ya en claro, a través del borrador del decreto, que el resultado de las operaciones de las ventas – puesto que los organismos oficiales recibirán un 70% de las ventas realizadas -, se destinará a financiar el gasto que no para de crecer. Como quedo evidenciado en el número informado para el mes de febrero donde el déficit fiscal llego a los $228.000 millones.


Este anuncio no sólo muestra la grave situación en la que se encuentra la economía argentina, sino que también deja evidenciado que las decisiones buscan ser una curita para tratar de cerrar el agujero que se abrió en el casco del barco. El agua va a seguir entrando, porque, aunque se pueda calmar la situación de los dólares financieros por unos días no resuelve los problemas de fondo a nivel macroeconómico.


La preocupación ante la amplitud de la brecha y la suba de los dólares financieros está dada porque suelen tener su réplica en el mercado libre en 48-72 hs. Ante la escalada de la inflación del mes de febrero, y los aumentos que hubo durante marzo, una potente alza del dólar terminará impactando de lleno en el valor del IPC y dejaría a la economía en una situación muy peligrosa a poco tiempo de las elecciones.


Nuevamente, se toman medidas que no atacan el problema de fondo. Intentan transmitir que se está trabajando sobre los temas, pero sólo parecieran querer ganar tiempo. Sin embargo, en algún momento el nivel de agua va a llegar por encima del nivel de flotación. Mientras el agua no deja de entrar, la orquesta sigue sonando. Pero claramente al mercado la música no le gusta, y tampoco le impide ver que cada vez estamos más cerca de hundirnos.


27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

留言


bottom of page