top of page

Una nueva licitación de deuda en pesos

En el día de ayer el Tesoro llevó adelante la última licitación del mes de mayo. ¿Cuáles fueron los resultados? ¿Qué instrumentos se ofrecieron? Un breve análisis de las características de esta nueva licitación.

Martes 30 de mayo de 2023, Mg. Yanina S. Lojo


En el día de ayer el gobierno consiguió renovar todos los vencimientos y obtuvo financiamiento adicional en una nueva licitación, por un total de unos $ 773.710 millones. De esta manera, en lo que va de 2023 ha obtenido un total de $ 1.2 billones y representa aproximadamente el 0,7% del PBI (Producto Bruto Interno).

¿Cuánto vencía?


El total de los vencimientos del día de ayer operaba en los $477.000 millones por lo que la tasa de roll over se ubicó en el 162%, la más alta en lo que va 2023, obteniendo un financiamiento adicional de $295.000 millones. Se había estimado que el 84,4% de los vencimientos estaban en manos privadas, sin embargo, esto no impidió que Hacienda logrará un buen resultado.


Según indicó el secretario de Finanzas, se recibieron un total de 980 ofertas por un valor nominal total de $ 1.025.045 millones. El objetivo era hacerse de unos $160.000 millones en los instrumentos en moneda local y el equivalente a unos USD 350 millones a través de los títulos que ajustan por tipo de cambio.


¿Qué instrumentos se ofrecieron?


El total de la oferta estaba compuesta por 9 instrumentos con vencimientos que llegaban hasta 2024. En cuanto a la cobertura, el menú se dividía entre inflación y tipo de cambio. Como en el vencimiento anterior no se ofrecieron bonos duales, lo cual probablemente este vinculado con las negociaciones que se están llevando adelante con el FMI. Dado que el organismo había pedido que se redujera la utilización de estos instrumentos que consideraba que podían ser muy problemáticos de cara a futuro.


Como siempre hubo un instrumento único para los Fondos Comunes de Inversión, una LELITE (Letra de Liquidez del Tesoro a descuento) con vencimiento a junio de este año (16/06/2023)


Se incluyeron tres Letras del Tesoro ajustadas al índice CER con vencimientos entre entre septiembre y noviembre. Y dos bonos también ajustados por inflación (BONCER), uno con vencimiento en agosto de este año y el otro a julio de 2025. Las tasas ofrecidas en este caso se ubicarían entre el 1,45% al 4,50% anual por encima de la inflación.


Los instrumentos atados al dólar (dólar linked) que se presentaron ofrecieron vencimientos al 31 de octubre de este año, y a abril y septiembre de 2024. En este caso, fueron una Letra del Tesoro (31/10/2023) y dos bonos.


En cuanto a los vencimientos, el 64% del total vence en 2023. El 36% restante se distribuyó entre 2024 (18%) y 2025 (18%).


¿Qué prefirieron los inversionistas?


En el caso de los bonos atados a inflación (con actualización por índice CER) los inversores se distribuyeron de la siguiente manera: $118.582 millones con vencimiento en agosto, $40.013 millones en septiembre, $131.811 millones a octubre, $188.928 millones a noviembre. El bono ofrecido a julio de 2025 recolectó unos $139.921 millones.


Aquellos que prefirieron volcarse a los instrumentos que brindan cobertura cambiaria, se distribuyeron de la siguiente manera: quienes prefirieron mantenerse en un horizonte temporal más corto, se volcaron al que vencía el 31 de octubre el más corto, que totalizó unos $11.627 millones. Mientras que los inversores que apostaron a plazos más largos se distribuyeron entre al 30 de abril de 2024 por unos $29.337 millones y en septiembre por $107.700 millones.


¿Quiénes están haciendo ofertas?


Lo que se viene observando, en las licitaciones anteriores, es que el aporte de los inversores privados no era tan importante, y que la mayor parte de la renovación se ha estado logrando gracias a la participación del sector público y de los bancos. Por lo que, uno de los rumores que comenzó a circular durante esta semana es que probablemente se anuncie un nuevo canje de deuda para el sector público, con el objetivo de rollear los vencimientos a 2026.


El futuro de la deuda


El Tesoro tiene que enfrentar un nuevo vencimiento el 14 de junio, y como hasta ahora, como resultado del canje de marzo, los tenedores de la deuda en su mayoría son privados. Sin embargo, se ha logrado superar las pruebas y obtener más financiamiento, lo que resulta vital teniendo en cuenta que el déficit fiscal creció y preocupa dado que se aleja de las metas pautadas con el Fondo Monetario Internacional.


El déficit fiscal primario de abril fue de $331.373 millones. De esta manera, en el primer cuatrimestre de 2023 suma un total $1 billón lo que equivale al 0,59% del PBI. La meta establecida con el FMI está pautada en el 1,9% del PBI por lo que, de continuar con esta tendencia, el gobierno debería renegociar otra meta más porque no podría cumplirla. Una más de varias. Muchos creen que si se mantiene esta tendencia el número final estaría más cerca del 2,5% o 3% del PBI.

Al mismo tiempo, el Tesoro recibió en concepto de Adelantos Transitorios del BCRA en lo que va del año unos $670.000 millones. De esta manera, la asistencia financiera que realizó el organismo representa un 0,4% del PBI.


Si analizamos como se viene comportando el mercado, este continuará acompañando las licitaciones siempre que se ofrezcan instrumentos indexados o ajustados. Es decir, los inversores ante la cantidad de pesos que hay disponibles en el mercado, y la caída en la demanda de éstos, prefieren tomar posiciones de cobertura que brinden un rendimiento, aunque sea mínimo, que permanecer parados en pesos. La gran pregunta que queda, de cara al futuro es: ¿Qué pasará después de las PASO? ¿Y cómo podrían impactar los diferentes escenarios electorales en el resto de los vencimientos que quedan por delante? Agosto, está a la vuelta de la esquina.

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page