top of page

Nuevo canje de deuda en pesos

El ministro de Economía se habría reunido con las principales entidades financieras del país para negociar un posible canje de deuda en pesos. De esta manera, se buscaría despejar los vencimientos de 2024.

Lunes 8 de enero de 2024, Mg. Yanina S. Lojo


La semana pasada el ministro de Economía se reunió con bancos locales y extranjeros con el objetivo de comenzar a diagramar un posible canje de deuda para despejar vencimientos en pesos durante 2024. El objetivo: lograr el déficit financiero cero durante el 2024.


¿Cuánto vence en 2024?


Durante 2024 se vencen unos USD 71.000 millones que corresponden a instrumentos de deuda emitidos para obtener financiamiento en pesos. Se trata de unos $57 billones de bonos emitidos y que se buscarían refinanciar para 2025.


¿Cuál sería la propuesta?


En principio, no habría una propuesta en concreto según dejaron trascender a los medios los participantes. Solo se confirmó que el canje sería voluntario y los bonos serán hechos a la medida de las necesidades de los bancos.


Nuevamente, se trataría como los que se llevaron adelante en 2023, de un canje voluntario. La conversación con las entidades financieras tuvo como objetivo empezar a pensar de manera conjunta para que, al momento de presentar una propuesta, ésta sea atractiva para las entidades.


Es por ello, que se podrían ofrecer bonos vinculados al IPC para poder extender el plazo, aunque sea por corto plazo.


De concretarse el canje, la agencia de noticias Bloomberg lo califica como “el mayor canje de deuda de la historia económica argentina”.


¿Qué instrumentos vencen durante este año?


La variedad de la oferta que realizó la administración anterior hace que la cantidad de instrumentos sea muy amplia Hay con todo tipo de ajuste: desde vinculados con la inflación, con el tipo de cambio y a tasa fija.


¿Quiénes son los inversores?


Solo el 40% de la deuda está en mano del sector privado, y es quienes serán quizás más reacios a aceptar el canje. Los inversores institucionales, como los bancos o las empresas aseguradoras, suelen ser más proclives a aceptar la refinanciación.


¿Cuándo se podría llevar adelante?


Se habla de que el canje podría llevarse adelante en el mes de febrero.


¿Es una solución al problema?


Como hemos mencionado en otras oportunidades, un refinanciamiento nunca es una solución, dado que se posterga el problema para más adelante. Pero lamentablemente, esta administración heredo una cantidad de compromisos monumentales asumidos por la anterior que estuvo financiando un enorme déficit mediante instrumentos que hoy, no sólo que no se licuan con la inflación, sino que siguen impactando fuertemente sobre las cuentas. ¿Por qué? Porque están atados a inflación o tipo de cambio, incluso en algunos casos, a ambos – el que resulte mayor -, por lo que hoy estos pasivos representan una maraña difícil de desarmar.


En este contexto, Economía buscaría posdatar los vencimientos en orden de no tener que emitir durante 2024 para cumplir con las obligaciones, y con la esperanza que en 2025 debido al superávit pueda enfrentar los pagos. Esta claro, que si el Estado se ve obligado a emitir la presión sobre la inflación se incrementará en un contexto ya muy complejo, donde se espera que el INDEC de a conocer un valor entorno al 30% para diciembre, y posiblemente similar en enero. Se necesita que, para marzo la presión sobre los precios vaya desacelerando para que el plan tenga éxito. Si el gobierno debe emitir para pagar la deuda contraída, la cantidad de circulante se irá seguramente a presionar el tipo de cambio incrementando la brecha y generando mayor presión para un nuevo ajuste.


Veremos cómo continúan las negociaciones como también el resultado de las reuniones técnicas con el Fondo Monetario Internacional. También el avance de la Ley Ómnibus en el Congreso marcará el termómetro de cómo evolucionará la economía y las posibilidades de que este canje sea o no un éxito.

107 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page