top of page

Mucho ruido y pocas nueces

Después de casi 30 días esperando anuncios, estos finalmente llegaron. El nuevo ministro de economía anunció un conjunto de medidas - no un plan económico - y no terminó de aclarar cómo las implementará. A continuación, el análisis de lo que se dijo y lo que no se dijo.

Jueves 4 de agosto de 2022 Mg. Yanina S. Lojo


Está confirmado: no hay plan, solo medidas. Una lástima, se acaba de perder una oportunidad histórica de ordenar la economía y quizás encauzar el camino de nuestro país. La sensación que quedó de los anuncios de ayer es que lo anunciado tiene el objetivo de permitirle al gobierno llegar al final del mandato, no de solucionar la economía de los argentinos. El ministro de economía anunció un paquete de medidas que decidió ordenar en 4 pilares. A continuación, vamos a desglosar cada uno, teniendo en cuenta lo que se dijo, lo que no se dijo y lo que podría pasar.

1. Orden Fiscal

  • Se cumplirá la meta del 2,5% de déficit fiscal establecida en el presupuesto y acordada con el FMI: el problema es que no explicó cómo va a hacer para bajarlo. Cuando los periodistas le preguntaron al respecto, dijo que se habían establecido prioridades pero que quería hablar primero con la administración en general antes de hacerlas públicas. Teniendo en cuenta el nivel de gasto que la Argentina tuvo hasta ahora es muy difícil imaginarse cómo van a hacer para lograrlo en menos de 4 meses.

  • No se usarán los adelantos del tesoro hasta fin de año. Y también dio instrucciones para que el BCRA comience un proceso de devolución: ¿esto significa qué no se emitirá más de acá a fin de año? No necesariamente. Por ejemplo, a mayo de 2022 el principal motivo de la expansión de la base monetaria venía dado por la cuenta de intereses de instrumentos financieros propios del BCRA - entre los que se pueden mencionar las Leliq.

  • Congelamiento de la planta centralizada del Estado Nacional. Asimismo, para la planta descentralizada se le pedirá el cumplimiento de esta consigna y se le indicó al INDEC que informe todos los meses las variaciones en cada administración descentralizada. Un detalle: esto no implica que aquellos que están en planta temporal no pasen a planta permanente. Pero lo más importante sería hacer una auditoría y ver realmente cómo está compuesta la administración nacional y dónde corresponde hacer reducción porque está sobredimensionada. Una reestructuración, como decimos en el sector privado, cuando hay crisis y necesitamos ajustarnos los cinturones.

  • Incremento de las tarifas de los servicios públicos: se va a fomentar el ahorro por lo que se decide que después de un nivel de consumo se retirará el subsidio para aquellos que se hubieran anotado para mantenerlo. Esto es básicamente un tarifazo para la clase media y la clase baja. Todo aquel que no recibe tarifa social, va a tener que pagar una tarifa más alta finalmente. Si bien el ministro quiso justificar la medida diciendo que hay que promover el consumo responsable y disertó sobre la realidad de Europa, la verdad es otra: el verdadero ahorro fiscal se va a hacer a costa del ciudadano promedio. Sí señor, sí señora, Usted va a pagar el ajuste.

Un detalle que para muchos habrá pasado desapercibido: pero ayer mismo se trató en la Comisión de Presupuesto del Senado la ley de Consenso Fiscal firmado por 19 gobernadores y Alberto Fernandez en diciembre de 2021. En otras palabras, los mismos gobernadores que dicen respaldar al nuevo ministro, están tratando de blindarse ante posibles ajustes que el gobierno nacional quiera hacerles pagar a las provincias. La ley establece que ante una reducción de los ingresos que las provincias reciben de Nación, éstas puede hacer un incremento discrecional de impuesto provinciales como Ingresos Brutos y el impuesto a los Sellos. En un año electoral, nadie está dispuesto a quedarse sin caja.


2. Superávit Comercial

  • Mediante DNU se promoverán regímenes para los sectores agroindustriales, minería e hidrocarburos por aumento de producción y economía de conocimiento. Cuando se le preguntó cuáles serían las medidas dijo que se iban a ir dando a conocer, pero las retenciones no estaban por ahora en conversación. Que convocaba a las entidades agrarias a conversar.

  • Se va a denunciar a 13.000 empresas por maniobras de triangulación donde se observó subfacturación de exportaciones y sobrefacturación de importaciones. Se les dará un plazo de 60 días para rectificar la situación, caso contrario se los denunciará ante la justicia y ante la unidad de lavado de dinero de Estados Unidos por haber usado bancos de ese país.

  • Nuevos programas de crédito a tasas promocionales y un esquema de garantías para primeros exportadores. Esto ya existe y se ha usado en gobiernos anteriores. No es algo novedoso, y además habrá que ver cómo se implementa porque en general la instrumentación termina siendo tan engorrosa - en especial para los primeros exportadores - que queda solo en el anuncio.

  • Sistema de trazabilidad de comercio exterior para mayor control y transparencia en el uso de las divisas para las importaciones. Esto sonó como mayor cepo dado que habló de plazos, fechas y prioridades a la hora de distribuir los dólares.

El flamante secretario de Comercio Matías Tombolini - quien tendrá a cargo el comercio exterior y comercio interior - ya habló de relanzar el programa de Precios Cuidados. Y como mencionamos, estas decisiones no suelen servir para controlar la inflación en el mediano y largo plazo.


3. Fortalecimiento de las reservas

  • Adelanto de exportaciones pautadas con el sector pesquero, del agro, de la minería y otros por 60 días por un valor de USD 5.000 millones. En primer lugar, en contexto normal es algo que se hubiera liquidado entre agosto y septiembre, por lo que el número informado por el ministro no es algo que pueda sorprender. Pero el mayor problema que plantea esta decisión es que si uno adelanta exportaciones, ¿qué pasará en unos meses? Suena nuevamente que tenemos el problema de la sábana corta.

  • Desembolso por USD 1.200 millones con organismos internacionales vigentes. Y un nuevo acuerdo con la CAF para que llegue un desembolso de USD 750 millones adicionales. Más allá de que lo que se plantea es más endeudamiento externo hay que tener en cuenta que los desembolsos no llegan todos juntos, y que ante cualquier cimbronazo se pueden detener.

  • Cuatro ofertas de REPO para fortalecimiento de reservas y recompra de deuda soberana. Nuevamente hablamos de préstamos con títulos públicos como garantía y una tasa de interés para la recompra.

  • Se conversó con el FMI para garantizar que se mantendrá el cronograma de desembolsos pautado.

No se habló ni de devaluación ni de control de la brecha cambiaria. Solo se dijo que se trabajará de manera conjunta con el BCRA para reducir la brecha, pero no se dijo el cómo. Y de la devaluación se habló de cómo empobrece a la gente cuando se producen shocks devaluatorios pero la realidad es que todos sospechamos que dentro de las medidas que se irán anunciando en septiembre, si es que llegamos, es posible que se vea un ajuste del tipo de cambio.


4. Desarrollo con inclusión

  • Jubilaciones: el 10 de agosto se anunciará el índice de movilidad jubilatoria con un refuerzo. Si bien hay que mejorar la situación de los jubilados que no pueden estar recibiendo ingresos que los colocan en la línea de la pobreza, no se explicó cómo se va a financiar.

  • Se citó para el jueves de la semana que viene a entidades empresariales y a las que representan a los trabajadores del sector privado para establecer un mecanismo que permita recuperar el poder adquisitivo que se perdió por los desajustes, y una mejora en las asignaciones familiares. Posiblemente se discuta un bono para los empleados con salarios inferiores a los $150.000.- Si las entidades se pusieran de acuerdo, cualquier incremento en los salarios suele trasladarse directo a los precios, con impacto en la inflación. Esto suena parecido a lo que se hizo en el año 1988, ajustás por un lado y compensás los salarios por otro. Para lograr el efecto deseado es necesario asegurarse que el ajuste sea mayor que la compensación, sino se neutralizan.

  • Planes sociales: Se llevará adelante un reordenamiento en los próximos doce meses. Se instrumentará un mecanismo para que aquel que reciba un plan pueda tomar un empleo formal, y durante un año, el empleador cubra la diferencia entre el plan y el sueldo según el convenio y la ART. Al final del año, el empleado podrá optar por conservar el empleo formal o no. El ministro dijo que el plan tiene que ser de emergencia y el empleo permanente. Esta idea de evaluación al año, no suena muy convincente y probablemente dé lugar a muchas avivadas. Tampoco colabora en la reducción del gasto público por el momento.

  • Auditoría de los planes: el 15 de agosto las Universidades realizarán una auditoría y aquellos que no cumplan con los requisitos recibirán la suspensión del plan, mediante la cruza de datos con el ANSES.

  • Crédito Argentino: Se unificarán los programas de crédito, en una sola línea llamada Crédito Argentino, para todas las líneas de promoción para los sectores productivos, PyMES y comercio.

5. Otras medidas

  • Se licitará el segundo tramo del Gasoducto Néstor Kirchner, bajo la órbita del sector privado. De lo que no se habló, es de lo tarde que llegamos a este gasoducto y del problema grave que tiene la matriz energética argentina por culpa de malas decisiones y de la corrupción que siempre ha rodeado la obra pública. Mientras Europa tiene problemas por falta de energía por su dependencia con Rusia, nuestro problema no es la falta sino la incapacidad que hemos demostrado de desarrollar una política energética autosuficiente. Tenemos recursos, pero no los aprovechamos.

  • Se pondrá en marcha un programa para formar más de 70 mil nuevos programadores, dentro de la idea de fomentar la economía del conocimiento.

  • De los creadores del "reperfilamiento" surge el "canje voluntario" para todos los vencimientos en pesos de los próximos 90 días. Según el ministro ya tiene comprometido al 60% de los tenedores. Lo que no mencionó es quiénes son los tenedores de esa deuda. Porque en general, la deuda en pesos suele estar en manos de organismos estatales o bien en entidades financieras, que no tienen mucha opción más que aceptar. Habría que ver si dentro de ese 60% hay tenedores privados - empresas, fondos comunes de inversión - y si estos estarán dispuestos a renovar. Y tampoco habló de los plazos de los nuevos instrumentos ni de las tasas que ofrecerán.

¿Hemos perdido una oportunidad?

Los anuncios están en línea con lo que en parte el mercado quería escuchar, y no hubo planteos descabellados como muchas veces hemos escuchado en situaciones similares. Pero dejaron sabor a poco, no explicaron mecanismos ni instrumentación de las medidas. Esto genera desconfianza sobre la viabilidad de la aplicación.

Habrá que sentarse y ver cómo el mercado reacciona. Posiblemente, le dé al equipo económico unos días para ver si realmente empieza a trabajar y alguna medida realmente se concreta. Pero la sensación que queda es que fue mucho ruido y pocas nueces. Se generaron muchas expectativas y los anuncios se quedaron cortos. Hay cuestiones de fondo que no se abordaron y que, con la excusa de que, se seguirán anunciando medidas, se transmitió la sensación de querer ganar tiempo.


Bueno, el tiempo dirá: habrá corrección o sólo postergamos el golpe para dentro de uno o dos meses. Mientras tanto los argentinos se fueron a dormir con una idea clara: nuevamente por las malas decisiones de la política, nosotros tenemos que pagar la cuenta.



17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page