top of page

¿Llegamos al final de la pax cambiaria?

Luego del ajuste del tipo de cambio oficial en diciembre, la brecha cambiaria había tocado su piso en mucho tiempo. Sin embargo, en las últimas jornadas la cotización de la moneda extranjera parece haberse despertado y comienza a generar presión.

Martes 9 de enero de 2023, Mg. Yanina S. Lojo


Luego de mes de diciembre donde la cotización del dólar había salido de las noticias, volvió a posicionarse en todos los portales como uno de los temas más relevantes. ¿Por qué? Porque en el mercado financiero las cotizaciones subieron más que significativamente, más allá de cómo haya reaccionado en el mercado libre. Esto empieza a sumar presión sobre el tipo de cambio oficial.


Mientras tanto ayer el Banco Central confirmó que este miércoles y jueves licitara nuevamente USD750 millones en BOPREAL serie 1, y el mercado ya le ha puesto valor en el mercado secundario. La oferta está, pero el precio no convence.


Los mercados financieros se despertaron


La semana pasada parecía que salían del letargo en el que habían entrado luego de la devaluación del mes de diciembre. Pero esta semana parece confirmarse que se han despertado y está comenzando a presionar a la economía.


Mientras que el dólar MEP o bolsa cerró cotizando $1.141,62[1], el contado con liquidación se ubicó levemente por encima del anterior en $1.201,55[2]. Claramente, la demanda ha sido mayor que la oferta, y los precios han reflejado esta situación.


Mientras que el tipo de cambio oficial acumula en lo que de enero una variación del 0,7%, el MEP ya superó el 14% y el CCL llegó al 23,5%. En el mercado libre la cotización está mucho más tranquila, dado que cerró en $1.050.


Como hemos ya analizado en este caso tenemos dos efectos: por un lado, el estacional y, por otro lado, el factor deuda de los importadores. En el caso estacional, no podemos dejar de mencionar que el tipo de cambio que se aplica a las tarjetas de créditos y la caída en las liquidaciones del sector exportador.


Mientras que el tipo de cambio tarjeta se ubique por encima del tipo de cambio que se opera en la bolsa es más conveniente que aquellos que deben enfrentar gastos en dólares – que en el periodo vacacional se incrementa -, recurran a este mercado para hacerse de la moneda extranjera y cubrir sus gastos. Ya sea para pagar billete o incluso para pagar consumos realizados con la tarjeta de crédito.


Además, aquellos que cobraron algún premio o bono a fin de año – aunque muchas empresas adelantaron los mismos cuando fueron las elecciones -, o que poseen algún excedente tienen que tomar una decisión de inversión: ¿Dónde los colocan para no perder poder adquisitivo con una inflación superior al 20%? Antes algunos podían pensar en hacer colocaciones en plazos fijos, pero hoy con la alta inflación la tasa ofrecida se ha quedado muy lejos y no es rentable. Es por ello, que ante la facilidad con la que hoy se puede comprar dólar en el mercado de la bolsa, optan por dolarizar cartera. Es una cuestión de expectativas, con una inflación tan alta, una proyección de micro devaluaciones muy lejanas, las reservas muy golpeadas, es esperable que los inversores – aun los pequeños ahorristas -, apuesten por la moneda extranjera.


Con la facilitación de las operaciones en el mercado de la bolsa, el mercado libre pierde impulso, y en general son aquellos que no se encuentran bancarizados quienes transaccionan en el mismo principalmente. Por ello, su movimiento no es tan fuerte. Hay quienes también lo adjudican a la posibilidad de que haya sectores de clase media que estén desarmando posiciones para enfrentar gastos corrientes. Es posible. Más pensando que muchos quizás liquidan los ahorros realizados para pagar sus vacaciones.


Las exportaciones desaceleraron el ritmo


Asimismo, desde que comenzó enero el nivel de liquidaciones del sector exportador se desaceleró tanto por cuestiones estacionales como por el factor “suba retenciones”. La cuestión de los derechos de exportación y su ajuste quedo supeditada a la decisión del Congreso, y la aprobación de la Ley Ómnibus. En un inicio iban a verse afectados más sectores de lo que finalmente resultarán alcanzados por la suba. Lo cual, ha hecho que muchos exportadores que estaban adelantando operaciones se tomen las cosas con más calma.


Recordemos que actualmente se encuentra vigente el esquema de liquidación del Programa Incremento Exportador, que permite a las empresas liquidar un 80% en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) y un 20% en el mercado financiero. Este mecanismo, estuvo ayudando a que la oferta en el mercado financiero fuera mayor. Mientras que los importadores evaluaban que alternativas se les presentaba para el pago de su deuda. Pero los datos muestran, que por ahora la única posibilidad es el BOPREAL que no termina de convencer. Por lo que muchos operadores han empezado a migrar al contado con liquidación no sólo para lo viejo, sino para lo nuevo. ¿Por qué? Porque la Comunicación A 7917 no permite el pago anticipado y claramente, en este contexto no hay muchos proveedores dispuestos a mandar mercadería a la Argentina en estas condiciones.


El BOPREAL no atrae a los inversores


Esta semana se licitarán nuevamente unos USD750 millones, entre miércoles y jueves. Las dos últimas licitaciones no tuvieron mucha aceptación: 9% y 7,6%. Y aún continúan los problemas en la carga de la Declaración Jurada de Deuda de Importación. Es por ello, que la Secretaría de Comercio ayer mediante un Comunicado de Prensa adelantó que se el vencimiento de esta se postergaría al 24 de enero, y no operaría este miércoles como está previsto. Por el momento, no ha habido una publicación oficial en el Boletín.


En el mercado secundario los BOPREAL tampoco están teniendo una buena performance, mientras que empezarán a surgir algunos oferentes, la demanda es prácticamente nula y la paridad es el otro problema. Arrancó en un 70% pero termino entorno al 60%.


Ante este escenario, muchos importadores han comenzado a migrar al CCL – dado que por las trabas impuestas por la Administración anterior los plazos para el acceso se cumplen -, pero no sólo para la deuda. También para las operaciones nuevas. La normativa cambiaria sigue siendo muy restrictiva y eso genera dificultades para la operación.


Por otro lado, las perspectivas en cuanto al resultado con la negociación con el Fondo Monetario Internacional no son malas, pero tampoco se espera que lleguen fondos frescos que permitan que más allá de cancelar el flujo se puedan habilitar mecanismos adicionales para el pago.


Si se tiene en cuenta que los compromisos asumidos con organismos internacionales y privados al mes de febrero son de USD3.800 millones. En vista de las circunstancias especiales se decidió emitir una Letra Intransferible del Tesoro por unos USD 3.200 millones, claramente destinadas para poder cumplir con las obligaciones.


Y si bien gracias al esquema de pago diferido, y la imposibilidad de pagar deuda vieja, el BCRA ha podido comprar más de USD 3.000 millones en las últimas jornadas. Las reservas netas internacional siguen estando cerca de los USD 9.000 millones. Y las brutas que se han incrementado comenzarán a moverse en los próximos días cuando empiece a darse el acceso al mercado.


Otra vez las expectativas


En Economía las expectativas son clave. Y en este momento, comenzaron a jugar en contra del tipo de cambio. Con la difícil situación de las reservas, la posibilidad de que no haya ingreso de fondos más allá de los dólares de las exportaciones – que llegarán en abril y mayo con más fuerza -, y con una inflación tan alta cuesta imaginar que el BCRA pueda sostener su política de crawling peg en el 2%.


Si la presión y la brecha se incrementa, se deberá hacer un ajuste nuevamente lo cual podría provocar un salto nuevamente en la inflación. Los mercados de futuro empezaron a moverse nuevamente al alza.


En este contexto, parece que tendremos un verano caliente nuevamente. Quizá no tanto en lo climático pero seguro en lo cambiario. La muñeca del ministro de Economía para controlar las expectativas y del presidente del BCRA para manejar la devaluación van a ser claves para que le plan funcione. Habrá que esperar y ver qué sucede.

 

 


[1] Fuente: Rava

[2] Fuente: Rava

111 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page