top of page

La salida del cepo: ¿De qué se está hablando?

Actualizado: 30 abr

Desde hace semanas se especula con la posible salida del cepo y cuáles serían las primeras medidas que se tomarían. Muchos importadores se preguntan ¿Cuándo se podrá pagar anticipado? ¿Qué pasará con el Impuesto País? ¿Hay algo de información al respecto de esto?

Jueves 4 de abril de 2024, Mg. Yanina S. Lojo


Las últimas semanas se ha hablado y mucho de la salida del cepo. Incluso algunos especularon con que llegaría antes de Semana Santa. Esto ilusionaba a los importadores pensando en la posibilidad de que se restablezcan los pagos anticipados y poder comenzar a pagar en plazos más acotados. Sin embargo, pareciera que aun falta camino por recorrer. Por ahora, lo importante es que comenzó la liquidación del sector agroexportador. ¿Qué sabemos hasta ahora?


Las primeras medidas


Si bien mucho se hablo de la salida del cepo, cuando se comenzaba a indagar sobre las primeras medidas que llegarían, estas no tendrían un impacto inmediato para los importadores. O por lo menos, no lo sería para la mayoría.


En particular, la mayoría de la información que circuló se hacía eco de tres medidas en particular que podrían tomarse del lado de la Comisión Nacional de Valores:


  • La eliminación o ampliación del límite máximo diario de $ 200 millones para la venta o transferencia de billetes;

  • La eliminación del parking de un día para la venta de activos en dólares o de su transferencia;

  • La prohibición de vender contra dólares cuando se cuenta con cauciones o pases;

  • La eliminación de la obligación de informar con anticipación las operaciones.


Como vimos hoy, con la Resolución Nº995/2024 de la Comisión Nacional de Valores algunas de estas cosas se han concretado en particular para aquellos importadores que operan con BOPREAL.


El blend exportador


Durante marzo se especuló sobre la posibilidad de que el se tocará el tipo de cambio especial que utilizan los exportadores dado que debido al salto en los costos locales y que el BCRA se ha mantenido firme en llevar adelante microdevaluaciones mensuales del 2%. Esto hace que la competitividad inicial que se había producido en diciembre con la devaluación inicial se fuera licuando.


Pero por el momento, no habría ninguna intención de ajustar a una tasa mayor el tipo de cambio oficial ni de modificar el mix para que el blend exportador resultará en un valor mayor. Quizás ante ese escenario se comprende que la Mesa de Enlace haya decidió plantear la semana pasada nuevamente la necesidad de eliminar las retenciones. Más cuando se ha dado a conocer que el proyecto de Ley Ómnibus vuelve al Congreso, y en el capítulo fiscal se incluía el tema de los derechos de las exportaciones.


Los fondos que llegarían


Según explicó el mismo presidente, se estaría negociando la llegada al país de USD 15.000 millones que permitirían acelerar la salida del cepo. Pero ¿de dónde llegarían? Por lo que explicó Milei sería un pull conformado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), organismos internacionales e inversores particulares.


En relación con el Fondo, el fin de semana trascendió que podría autorizar un nuevo préstamo por unos USD 5.000 millones. ¿Cómo sería posible? Según se había establecido en el acuerdo original celebrado en la administración de Macri se había negociado un endeudamiento potencial por unos USD 54.000 millones, de los cuales se activaron USD 48.000 millones.


Pero no llegarían antes de junio. ¿Por qué? Porque el organismo pediría que se cumplan con las metas pactadas para el primer semestre y que el sendero para cumplir con lo acordado hacia finales de 2024 este claramente marcado. En particular, lo que el FMI necesita es que la Argentina para diciembre de este año haya asegurado alcanzar un superávit fiscal primario de 2,1%; que las reservas en el Banco Central hayan aumentado al menos USD 8.000 millones y que la emisión monetaria este en cero.


Hoy las reservas internacionales netas siguen en valores negativos – se estiman unos USD 1.000 millones -, pero ese valor podría cambiar al final del primer semestre luego de la liquidación del campo. Aunque aún queda mucho camino por recorrer.


Por otro lado, se estaría negociando un acuerdo bilateral con otro país, que serían por un valor similar al que llegaría del Fondo. Aunque no se ha dejado trascender qué país podría brindar esta ayuda. Por el momento, esta el swap con China que quedo en stand by. Aunque cuesta imaginarse que la actual administración decida reactivarlo.


Los últimos USD 5.000 millones llegarían a través de Fondos de Inversión. Se trata de entidades que operan en mercados de riesgo, y que aportarían al menos USD 1.000 millones cada uno por lo que se especula con que serían cinco en total.


¿Y para cuándo el alivio para los importadores?


Esa es la gran pregunta que los operadores de comercio exterior se hacen. Mucho se habla de la acumulación de reservas como clave para liberar el cepo, pero al mismo tiempo, para “proteger” las reservas, las normas cambiarias aún siguen siendo muy restrictivas.


Por el momento, no se ve en el horizonte la posibilidad de pagar las operaciones anticipadamente. Sin la posibilidad de negociar libremente las condiciones de pago con los proveedores, se hace muy difícil que todas las medidas que se han dado para flexibilizar el comercio exterior se vean e impacten en el mercado.


Las PyMES hoy o están avocadas a cancelar la deuda acumulada en 2023 o no consiguen financiamiento para pagar a los proveedores por operaciones nuevas y, por lo tanto, no logran reactivar la actividad.


Si, el BCRA ha estado comprando reservas apalancándose en los privados. ¿Cómo? Permitiendo el acceso al MULC para el pago de las operaciones a plazo. Muchos importadores con la brecha en niveles mínimo evalúan la posibilidad de migrar al mercado financiero, pero se mantienen las restricciones para operar en ambos mercados y eso dificulta la posibilidad para aquellos que accedieron al BOPREAL para pagar deuda vieja. ¿Por qué? Porque al suscribir el bono se asumen los mismos compromisos que al ingresar al MULC. En otras palabras, las empresas se comprometen a no operar en el mercado financiero por un plazo de 90-180 días. Eso inhabilita que las firmas puedan ir a buscar al mercado financiero los dólares para pagar las nuevas operaciones.


Por otro lado, cuando se emitió la Comunicación A 7917 se eliminó una serie de excepciones entre las que estaba el famosos cupo de los USD 50.000 para pagar sin esperar los plazos y la posibilidad de pagar según lo acordado con el proveedor si la empresa usaba dólares propios. ¿Qué significa esto? Utilizaba dólares que poseía depositados a la vista en una entidad financiera. Hoy, ese beneficio no esta ya disponible. Muchos dudan sobre esta situación dado que uno puede oficializar un despacho indicando que se pagará con dólares propios, pero al momento de querer realizar el pago, deberá esperar los plazos para la NCM y acceder al mercado para comprar las divisas, y pagar el Impuesto País correspondiente. Y esa es otra cuestión importante: ¿Qué va a pasar con el Impuesto País?


Ayer se conocieron los datos de la recaudación en marzo, y el Impuesto Solidario PAIS registró ingresos al Estado por $ 694.903 millones con una variación del 1.552,5%. ¿A qué se debe? Claramente, el ajuste del tipo de cambio junto con la modificación de las alícuotas generó este efecto. Pensando en que muchas de las otras fuentes de recaudación han mostrado caídas, y este impuesto ha evitado que se desmoronen los ingresos del Estado cuesta imaginarse que en algún momento ese famoso impuesto se vaya a derogar. Actualmente, el mismo estaría vigente hasta diciembre de 2024. Sin embargo, habría trascendido que el FMI habría solicitado que tanto el blend exportador como el Impuesto País se eliminen y el compromiso se habría asumido para junio de este año, como parte del proceso de unificación cambiaria. ¿Será posible?


¿Qué hay por ahora confirmado? ¿Qué queda en el tintero?


Por ahora, las medidas que los importadores desean no llegan y probablemente haya que esperar. En abril se libera el pago para las PyMES que declararon deuda inferior o igual a USD 500.000.- Ya que hasta el 9 de abril podían hacerlo, pero con un cupo mensual. También desde el 1º de este mes, los importadores que negociaron BOPREAL en mercado secundario que adquirieron en licitación primaria pueden ir al mercado financiero para hacerse de la diferencia y cancelar el remanente sin perder el acceso al MULC.


Desde la semana pasada, no se han llevado adelante nuevas licitaciones de BOPREAL serie 3 debido a los feriados, pero se espera que se vuelva a ofrecer dado que aún queda un monto importante de deuda sin afectar y no se completó el cupo disponible de valor nominal que se ofrecería de este instrumento.


Muchos se preguntan: ¿Qué pasará con el resto de la deuda? Porque entre la colocación de BOPREAL y el acceso para las Mi PyMES queda una diferencia importante. Algunos importadores ya han tomado otros caminos: se han ido al mercado financiero, han recurrido a la cesión de deuda, o han refinanciado sus compromisos, otros aún esperan. Creen que con la salida del cepo podrán acceder al MULC para pagar. Nadie sabe cuándo ni cómo se llevará adelante esa salida.


Los pagos al exterior han estado mostrando un comportamiento particular, en parte porque muchas empresas han acordado pagar no en cuatro cuotas, sino en dos o en una. También, en el caso de la deuda, innumerables firmas se encuentran con la difícil situación de que, aunque quieran pagar no poseen la liquidez suficiente en este momento por la contracción de la demanda en el mercado interno. Si hoy habilitarán el pago anticipado, un cupo de USD 50.000 solo para empresas PyMES: ¿cuántas podrían realmente aprovecharlo? Y aunque muchas pudieran hacerlo, el número no es tan significativo y podría resultar un alivio.


Lo que si es preocupante es la situación del Impuesto País porque cuesta imaginarse que, en un escenario de caída en la recaudación, con recesión, y con un objetivo de déficit cero se pueda cumplir con la promesa de eliminar el impuesto. Pero más aún: el impacto en los costos de los productos y servicios importados es más que significativo. Si mañana se sacará el Impuesto País, ¿qué pasaría con todos pagos a cuenta realizados en los despachos que aún no ingresaron a mercado para pagar? Porque el hecho imponible es el acceso al mercado para la compra de divisas. Entonces: ¿cómo se recuperará lo pagado? ¿Cuánto habrá que esperar para que suceda?


Aunque la salida del cepo parece más cercana que hace cuatro meses atrás, aún queda mucho camino por recorrer. Es probable que, poco a poco veamos flexibilizaciones, pero para la normalización que tanto ansiamos habrá que esperar. ¿Cuánto? Quizás solo el presidente y el ministro de Economía lo sepan. O quizás ni ellos aún lo tengan completamente decidido.

254 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page