top of page

La inflación de junio sorprendió

En el día de ayer el INDEC comunicó el valor de la inflación para el mes de junio y sorprendió. Se ubicó en el valor más bajo desde enero, y aunque es el segundo mes consecutivo donde se observa una desaceleración en el aumento de precios, el problema lejos está de solucionarse.

 

Viernes 14 de julio de 2023, Mg. Yanina S. Lojo

 

El jueves el organismo que conduce dio a conocer el valor de la inflación del mes de junio y este se ubicó en el 6%. Un valor que sorprendió a muchos porque lejos esta de las estimaciones privadas que se habían recabado en el Relevamiento de Expectativas de Mercado, y de la inflación informada por la Ciudad de Buenos Aires para ese mismo periodo.

 

La inflación en su valor más bajo desde enero

 

En junio la variación del IPC fue del 6% - un valor que no se observaba desde enero de este mismo año -, lo cual hace que en lo que va de 2023 se acumule un 50,7% y que de junio a junio la inflación tenga un valor del 115,6%.


Fuente: INDEC

 

Recordemos que el valor para la inflación en 2023 según el presupuesto iba a ser del 60% y solo en el primer semestre se acumula el 50,7%. Claramente, el objetivo lejos esta de cumplirse.

 

Fuente: INDEC

 

Si bien se trata del segundo mes consecutivo donde los precios muestran una desaceleración lejos estamos de poder hablar de que el problema está controlado o en vías de hacerlo. Las estimaciones anuales siguen en las tres cifras y es probable que después de los movimientos que se observaron esta semana en el tipo de cambio julio revierta la tendencia. Más en un contexto de incertidumbre como el que puede generar un proceso electoral.

 

¿Cómo se comportaron los diferentes rubros?

 

El IPC mide diferentes categorías, que se ponderan dentro de la canasta de manera diferente. A continuación, podemos ver la variación mensual de estos:

 

Fuente: INDEC

 

Del anterior cuadro se desprende que la mayoría de las categorías medidas se ubicaron por encima del indice general.

 

El rubro que mayor aumento registro en junio fue Comunicaciones (10,5%) esto se debe a los aumentos en los servicios de telefonía e internet. Seguido quedo por Salud (8,5%) por el ajuste en los precios de los medicamentos y de las cuotas de las medicinas preparas. Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles mostró un aumento mayor al promedio (8,1%) debido al ajuste de las tarifas eléctricas.

 

Por el lado de los rubros con menor ajuste observamos: Bebidas alcohólicas y tabaco (4,5%), Prendas de vestir y calzado (4,2%) y Alimentos y Bebidas no alcohólicas (4,1%). En este último rubro se destaca el aumento en el precio de la azúcar (33,9%), más allá que el INDEC remarca el alza en los precios de Pan y Cerales y Leche y productos lácteos y huevos.

 

Fuente: INDEC

 

Al igual que cuando se analizan los datos de la Ciudad de Buenos Aires se observa que, el hubo una desaceleración en los aumentos de los precios de los bienes, mientras que los servicios – en parte por la quita de subsidios -, muestran una tendencia opuesta.

 

La inflación núcleo

 

Como siempre debemos hacer foco en la inflación núcleo que muestra la evolución de los precios que no están afectados por cuestiones estacionales ni regulados y que mantendrán su tendencia. Esta se ubicó por encima del IPC, en el 6,5% por lo cual podríamos preveer que más allá de los ajustes en el tipo de cambio que observemos en julio y el impacto que podrían tener sobre los precios las posibilidades de que se consolide esta tendencia a la baja aún no están aseguradas.

 

¿Podemos hablar de deflación?

 

No. No estamos viviendo una deflación. La deflación se produce cuando los precios se reducen con respecto al mes anterior. En este caso, lo que observamos es que tanto en mayo como en junio para el INDEC hubo una desaceleración en los aumentos de precios. Pero los precios se siguen corrigiendo al alza como lo sienten cada uno en sus bolsillos. Deflación hubo, por ejemplo, en Brasil (IPC -0,1%), en Paraguay (-0,3%) y en Uruguay (-0,5%)

 

Las diferencias

 

Obviamente, el número sorprendió luego de que el IPCBA diera para el mismo mes un 7,1% y que en el Relevamiento de Expectativas de Mercado, publicado por el BCRA, en promedio los analistas privados proyectaran una inflación del 7,3% promedio. La diferencia es realmente significativa. ¿Cómo explicarla? Sin caer en suspicacias podemos considerar que las diferencias surgen por no solo la manera en que cada organismo pondera los diferentes elementos de la canasta sino además por los punto o bocas de donde se recaban los datos. El INDEC tienen acceso no sólo a una base más amplia sino también a aquellos comercios en donde los productos con “precios justos” llegan.


En el contexto actual, la noticia no es señal de una corrección ni de una mejora real en el problema porque es normal que en una economía inflacionaria haya meses con valores más bajos y meses con valores más altos. Lo preocupante es que a nivel anual hablamos de una cifra de tres dígitos, y en el futuro – será corto o largo dependiendo que se arregle con el Fondo Monetario -, será necesario un sinceramiento del tipo de cambio. Esto tendrá claramente un impacto sobre los precios y por lo tanto, sobre la inflación. Con la cantidad de pesos que circulan en la economía argentina dependiendo del nivel de corrección el golpe a los precios puede ser más que significativo. Solo queda esperar y ver, no sólo qué sucede finalmente con el dólar en los próximos días, sino también con el acuerdo con el FMI y cómo se desarrolla el contexto electoral. Hoy hay más incertidumbres que certezas en cuanto al futuro. Esperemos que pronto tengamos más claridad.

 

 

21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page