top of page

La canasta básica y alimentaria en junio

Esta semana el INDEC difundió el dato de la Canasta Básica Total y la Alimentaria correspondiente al mes de junio. ¿Cómo ha evolucionado con respecto al mes anterior? ¿Qué nos dicen de la situación de la sociedad argentina?

 

Viernes 21 de julio de 2023, Mg. Yanina S. Lojo

 

El miércoles el organismo que conduce Marcos Lavagna publicó como todos los meses la evolución de la Canasta Básica Total y la Canasta Básica Alimentaria. Estos dos valores son muy importantes porque nos permiten conocer dónde ha quedado nuevamente definida la línea de la pobreza y de la indigencia en nuestro país.

 

La Canasta Básica Total (CBT)

 

En relación con el mes de mayo se detectó una variación superior al 6,7% - por encima del IPC general que fue del 6% -, con un acumulado en lo que va de 2023 52,4%, también por encima de la inflación. En relación a la variación interanual, la misma muestra un incremento del 123%.

 


Fuente: INDEC


Como mencionamos ya en otras oportunidades, la CBT nos permite conocer donde se ubica la línea de la pobreza que ha quedado, para un adulto, en los $75.219. De esta manera, para no ser pobre una persona necesita un ingreso que se ubique por encima de este umbral. Mientras que una familia compuesta por cuatro miembros necesita de al menos unos $232.427.


Fuente: INDEC

 

La Canasta Básica Alimentaria (CBA)

 

La línea de la indigencia queda establecida por la Canasta Básica Alimentaria, que mostró una evolución con respecto al mes anterior del 5,2%. En este caso, por debajo del índice general y mostrando la desaceleración en los precios de algunos alimentos que ha tenido un impacto significativo.

 

Fuente: INDEC


Sin embargo, en lo que va de 2023 acumula una variación del 55,1% nuevamente por encima del IPC, y en los últimos doce meses se ubica en el 124%.

 

Fuente: INDEC


De esta manera, el umbral de la indigencia para un adulto quedo en unos $33.731 mientras que para una familia compuesta por cuatro integrantes en unos $104.227

 

Las diferencias con la realidad percibida

 


Después de ver estos números, y los de la inflación, muchos perciben que no reflejan la realidad y que cada vez se hace más difícil afrontar la difícil tarea de cubrir las necesidades básicas. Lo primero a tener en cuenta es que estas canastas no reflejan los patrones de consumo de todos los argentinos, y que probablemente no estén actualizadas con respecto a qué es lo que hoy día se le da más relevancia. Siempre ponemos el ejemplo de los pagos de cuotas por créditos hipotecarios. Hoy día no están considerados dentro de la canasta, por lo que una familia que este pagando cuotas por la compra de un inmueble debe sumarle al monto umbral el valor de lo que paga para conocer cuánto es el mínimo de ingresos que debe generar de manera mensual para cubrir sus necesidades básicas.


La diferencia que se observa en la CBT y el IPC probablemente tenga que ver con la compossición y la ponderación dentro de la primera de los servicios, que mostraron durante julio una evolución superior en precios que los bienes.


La realidad como siempre decimos es que mientras los precios suben por el ascensor, los salarios los hacen por la escalera y le dan mucha ventaja al primero, por lo que los argentinos sienten y están seguros que cada mes que pasa son más pobres.


8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page