top of page

¿Hasta dónde llegaré?

Actualizado: 5 ene 2023

La cotización del dólar libre a comenzado su camino ascendente desde mediados de la semana pasada. La brecha se acerca de a poco al 100% y se colocó como el valor más alto de la pizarra.

Martes 27 de diciembre de 2022, Mg. Yanina S. Lojo


La semana pasada mientras terminaba de festejar la selección argentina, el dólar libre empezó a despertarse. Una cotización que venía bastante dormida abrió los ojos y decidió que era hora de recortar el camino. El jueves la decisión del Gobierno nacional de no acatar el fallo de la Corte Suprema, generó mayor ruido, haciendo que entre viernes y lunes la cotización terminara de sacudir el mercado.



¿Qué pasó?


En las últimas 4 jornadas el dólar libre subió $ 21, y las cotizaciones financieras que normalmente tienden a bajar la última semana y la primera del mes, se mantuvieron firmes o incluso subieron un poco.


Fuente: Elaboración propia


Como hemos mencionado en otras oportunidades, a fin de mes con el objeto de cumplir con las obligaciones – sueldos, impuestos y cargas sociales-, las empresas desarman sus posiciones en dólares y esto genera una baja en las cotizaciones. Esta tendencia suele mantenerse los primeros días del mes. Sin embargo, durante diciembre las divisas financieras se han mantenido firmes o incluso han incrementado su valor. Esto se debe a que, si bien la oferta puede ser alta, también la demanda lo es.


En los mercados financieros se está observando una fuerte intervención del Banco Central para frenar la racha alcista. Algunos operadores han quedado sorprendidos por la actitud de la entidad que salió a jugar muy fuerte, destruyendo el valor de ciertos bonos, para parar la suba de los dólares a finales del año. ¿El costo? La pérdida de confianza, que en parte se traduce en la suba del dólar libre. La intervención tanto del BCRA como del ANSES comprando bonos para sostener el valor de éstos, trajo aparejada la suba del riesgo país.


¿Por qué se observa esté comportamiento?


Diciembre es un mes donde hay muchos pesos en la calle, y estos en general suelen trasladarse al dólar. En aquellos meses en que se cobra el aguinaldo o es posible que se paguen premios, es más común ver que el precio del dólar libre tienda a subir. Si a eso le sumamos que, con respecto al resto de los activos del mercado, el dólar ha subido menos, es esperable que aquellos que tengan un excedente se vuelquen a este previendo posibles correcciones más adelante. Cuando uno mira la evolución del dólar libre en 2022, su variación anual está en torno al 60% muy lejos de la inflación acumulada.


No hay que olvidarse de la estacionalidad propia del mes, donde muchas personas que están por viajar se hacen de la divisa para afrontar sus gastos. El famoso dólar Qatar que aplica a los gastos con tarjeta de crédito que superen los trecientos dólares tampoco ayuda, dado que su valor se encuentra por encima de los USD 365.- Siendo más conveniente aún comprar los dólares en el mercado libre que usar la tarjeta de crédito.


El mercado está alejándose de otras opciones de inversión a las que venía apostando como los plazos fijos y bonos indexados, porque hay menos confianza en el peso y el tema de la deuda está empezando a pesar.


Las limitaciones a las importaciones y sus pagos también tienen un impacto directo en la cotización de los dólares financieros. Puesto que muchas empresas ante la dificultad para poder acceder el pago de sus obligaciones han decidido trasladarse a los mercados financieros para poder seguir operando. En estos mercados, la decisión de intervenir fuertemente por parte del BCRA genera aún más ruido y desconfianza. Los dólares financieros han operado por debajo de la inflación, como ha sucedido con el dólar libre, y en general éste último está atado a la evolución de los primeros. Pero por la fuerte intervención del Banco Central, y ante los rumores de establecer nuevos impuestos en particular al rendimiento a las Leliq, muchos inversores deciden abandonar estos mercados y trasladarse al libre.


El ruido político no ayuda. La crisis política que se desató la semana pasada con el fallo de la Corte Suprema respecto a la coparticipación, y la posibilidad de que el Estado Nacional incumpliera el fallo generó mayor incertidumbre. Es probable que la decisión de dar marcha atrás con ese primer anuncio esté asociada con la política económica, en vista de las dificultades que podría traer para las variables macro. Para empezar, podría traerle muchos problemas al gobierno para avanzar con el proyecto de Ley de Blanqueo que hoy se estará presentando.


¿Qué va a pasar con el dólar?


Mientras que la evolución de las diferentes cotizaciones este por debajo de la inflación es probable que continue subiendo. El valor que tendrá varia mucho según el analista y las cuestiones que ponderé a la hora de hacer el cálculo. Hay quienes dicen que llegará a $400, otros que se ajustará por encima de ese valor.


Si tomamos el precio promedio a noviembre de 2021 y lo actualizamos por inflación, el dólar libre debería estar en un valor cercano a los $400.- Mientras que las divisas financieras deberían estar entre $400 y $424.- Por lo que, podríamos concluir que hay margen para que sigan subiendo. ¿Podemos esperar un salto brusco? Todo depende, el mercado responde muchas veces a decisiones no sólo económicas sino también políticas. Si la inestabilidad se mantiene o se incrementa, mayor será la búsqueda de cobertura de los inversores. Si en cambio, la situación se calma es probable que el ajuste de las divisas sea de manera más tranquila.


La contracara de este salto en el dólar, son los precios y por consecuencia la inflación. Siempre que alguna divisa ajusta su valor, sea la libre o las financieras, los precios acompañan. El dólar libre es muchas veces el que mira el comerciante minorista a la hora de revisar su política de precios, porque lo toma como termómetro de las expectativas. Por ello, es posible que el 4,9% de noviembre, difícilmente se repita durante el mes de diciembre.


El dólar en diciembre sube, lo que no debería es haber pegado un salto tan considerable. Pero muchas veces cuando la política mete la cola en la economía, pasan estas cosas. Aunque queda claro, que el camino de corrección del valor continuará, lo mejor que podemos hacer esperar que la calma vuelva pronto al mercado y que los ajustes se hagan de manera progresiva pero no abrupta, por el bien de todos.


39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page