top of page

El presupuesto de 2025 y el comercio exterior

La semana pasada desde Economía presentaron un primer borrador del Presupuesto de 2025, y como era de esperarse hay novedades con respecto al comercio exterior. ¿Qué se viene? Pero más importante, ¿Cómo terminaría el 2024?

Lunes 8 de julio de 2027, Mg. Yanina S. Lojo


Si bien al 2024 todavía le quedan seis meses, el camino para el próximo año empieza a definirse, por lo menos en materia económica. Economía empieza a delinear cómo deberán ser los próximos pasos ya aprobada la Ley de Bases y el Paquete Económico.


Más allá de las cuestiones generales de la economía habrá medidas que afectarán al comercio exterior, no sólo lo que tiene que ver con el tipo de cambio y la inflación, sino también: ¿Qué pasará con el Impuesto País? ¿Y las retenciones?


¿Qué pasará con el Impuesto País?


En el adelanto que envió el ministerio de Economía confirma que por el momento el 31.12.24 vencerá el Impuesto País y no se renovaría. Ya que el ministerio no impulsaría la renovación, por el contrario, se proyectan los ingresos tributarios sin éste.


El texto indica: “La recaudación de impuestos nacionales y de aportes y contribuciones a la seguridad social en el año 2025 se estima que aumentará un 54,4% respecto a la recaudación proyectada para el año 2024, reduciéndose 0,45 p.p. del PIB respecto al año anterior. La presión tributaria pasaría de 21,61% del PIB en el año 2024 a 21,16% en el año 2025. Este cambio en la presión impositiva total responde al efecto neto de modificaciones en el contexto macroeconómico y de medidas de política y administración tributaria, destacándose la menor recaudación como consecuencia de la finalización de la vigencia del impuesto PAIS.” Es importante señalar que según indico el ministerio por este tributo se espera recaudar el equivalente a 1,13% del PBI durante el 2024.


A través del adelanto enviado al Congreso, se reafirma la decisión de eliminar este impuesto distorsivo. Con relación, a cuando comenzará la reducción prometida el ministro de Economía confirmó hace más de una semana que el proceso recién se daría entre agosto y septiembre.


¿Qué pasará con las retenciones?


Por el momento, no se desprende del presupuesto una eliminación de estas para 2025. Por el contrario, se espera que incrementen lo recaudado un 52,8%. Al mismo tiempo se proyecta que las retenciones recorten su participación sobre el total, levemente. De representar el 1,25% del PBI al 1,21% en 2025, en función de las estimaciones que se hacen sobre base de las cantidades, precios y tipo de cambio.


El presidente se comprometió a eliminar las mismas con la mayor celeridad posible, como lo hizo con el Impuesto País, siempre que el equilibrio fiscal lo permita. Sin embargo, el camino es más difícil. Aunque se confirmó hace pocos días que se mantiene la reducción de la alícuota cero de derechos de exportación para los productos lácteos. Lo cual, fue una excelente noticia para muchos productores. Pero para la baja o quita generalizada, habrá que seguir esperando. Por lo menos, hasta que el equilibrio fiscal permita que se tomen medidas en esta línea.


Impulsar el comercio y la integración


Según menciona el texto del presupuesto: “El segundo eje del programa económico se concentra en implementar medidas y reformas tendientes a promover el desarrollo productivo a través de la integración al mundo y la promoción de la transparencia y la competencia.


En relación al comercio exterior, las medidas han apuntado a reducir costos de importación, impulsar las exportaciones y facilitar las transacciones. Estas se han focalizado en la eliminación de permisos de importación y normalización, la reducción de aranceles e impuestos de importación y la eliminación y simplificación de trámites y medidas no arancelarias


En el último tiempo, hemos observado una enorme cantidad de medidas que han tendido a simplificar y eliminar tramites, así como a desburocratizar el comercio. Desde la eliminación de la SIRA, la SIRASE, la CUCE, las licencias de importación, así como también la obligatoriedad del canal rojo, la simplificación del C.T.I.T; se eliminó la DJCP; se llevó adelante la homologación de trámites; todas medidas que han buscado reducir los tiempos y, por tanto, los costos en el comercio exterior.


El texto agrega: “Hacia adelante, el Ministerio de Economía apunta a continuar mejorando los procesos antidumping, las adecuaciones arancelarias, el desarrollo de la Ventanilla Única de Comercio Exterior, la simplificación de los reglamentos técnicos y el desarrollo de nuevas herramientas de defensa de la competencia, entre otras medidas.”


La inflación del año y el tipo de cambio


Las cuestiones como el incremento de los costos locales afectan la competitividad. Y con relación al tema, según figura en el documento indica: “la inflación proyectada al inicio del proceso de elaboración del presupuesto se ubicaba en un 139,7% interanual para diciembre de 2024, resultando en una baja promedio del tipo de cambio real (TCR) bilateral de -2,3% en el año.


Los datos oficiales sobre inflación publicados con posterioridad al cierre de esta etapa de elaboración del presupuesto sugieren que la inflación estará situada por debajo del 130% interanual a diciembre 2024.”


El jueves pasado el BCRA publicó el Relevamiento de Expectativas de Mercado, y según los datos proyectados por los analistas privados, se espera que el año cierre entre 136,6% y 138,1%. Levemente por encima de las proyecciones del adelanto del presupuesto.

Del cuadro anterior podemos observar que los participantes han ajustado a la baja sus proyecciones, y lo que podría hacer que a medida que transcurren los meses, la estimación a diciembre se acerque quizás aún más a la realizada por Economía. Con respecto, al dato mensual se espera que en junio – promedio de los 10 mejores -, el IPC cierre en 5,2%. El INDEC dará a conocer el dato oficial el viernes próximo.


La otra discusión que afecta al comercio exterior viene por el lado del tipo de cambio y la discusión sobre si es o no necesario hacer un ajuste en la tasa de devaluación. Aunque el ministro y el presidente del BCRA lo descartaron de cuajo. Como también la posibilidad de que finalizará el tipo de cambio exportador en julio.


En el caso del REM las proyecciones ponen al tipo de cambio nominal a final del 2024 en $1.205,2.

En cuanto a lo que espera el mercado cuando miramos, por ejemplo, el MATBA – ROFEX a fin de año se operó esta semana con tipo de cambio $1.197.-


En el texto del presupuesto, se remarca que: “Las brechas cambiarias con los dólares financieros, como el contado con liquidación (CCL) y el dólar MEP, mostraron una importante disminución desde la asunción de la actual administración y se mantuvieron en promedio torno al 30% en los primeros meses de 2024, muy por debajo de las brechas heredadas que a principios de diciembre llegaron a ser superiores al 170%.” Esta semana la brecha cerró en 51,52% si se compara el tipo de cambio mayorista Comunicación A 3500 contra el Contado Con Liquidación, al cierre del viernes. Sin embargo, si se toma el tipo de cambio al que acceden al mercado los importadores la brecha cae al 29%.


El balance del comercio exterior en 2024

Con relación a lo que resta del 2024 en el presupuesto se estima que las exportaciones subirán un 20,9% mientras que las importaciones se contraerán un 17,7% en cantidades mientras que en valor económico. Las exportaciones de bienes y servicios subirán un 14,4% y las importaciones se reducirán un 20,7%. El superávit comercial sería de USD 21.918 millones.

En el REM, se proyecta que las exportaciones cierren el año totalizando unos USD 78 mil millones, mientras que las importaciones cerrarían en los USD 58 mil millones, pero en valores CIF, mientras que las primeras son FOB.

Obviamente, que para que se normalice el comercio exterior se necesita la eliminación del cepo. En el presupuesto se menciona la implementación de herramientas para permitir el pago de deuda acumulada por importación de bienes y servicios – como el BOPREAL -, o el acceso directo al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) para las Mi PYME. Además, se menciona la reducción de los plazos para acceder al mercado.


Pero las empresas podrán mencionar que hasta que no regrese el pago anticipado la situación continuará siendo complicada. Las importaciones y las exportaciones seguirán atravesando una situación compleja mientras el tipo de cambio este desdoblado – uno para la importación y otro para la exportación -, y haya condiciones para pagar lo cual dificulta las negociaciones. La reactivación de la actividad será clave para que el mercado se normalice.

 

52 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page