top of page

El financiamiento para las operaciones de Brasil, ¿es una opción para las PYMES?

Ante la falta de aprobación de las SIRA muchas empresas se ilusionan con la instrumentación del acuerdo con Brasil para el pago de importaciones. Pero ¿es una opción para las PyMES?

Lunes 6 de febrero de 2023, Mg. Yanina S. Lojo


Hace unas semanas atrás con la visita del presidente Lula Da Silva se anunció un acuerdo, que se debería negociar durante febrero, para que mediante un mecanismo especial el Banco do Brasil financie las operaciones de importación desde el país vecino en conjunto con el Banco Nación.


¿Qué se sabe de este proyecto hasta ahora?


Poca información se tiene hasta ahora, ya que la comitiva argentina estaría viajando en los primeros días de este mes para negociar el acuerdo. Pero si se sabe que la idea gira en torno a una extensión de la línea actual de financiamiento de importaciones a 366 días a través de ambas entidades financieras. Según informan fuentes oficiales sería algo positivo porque se importaría "sin dólares" amparándose en el Sistema de pagos en moneda Local. Asimismo, el gobierno tendría intención de hacer extensivo su uso para las empresas de servicios.


Es de suponer, que aquellas empresas lleven adelante las operaciones bajo este mecanismo, lo podrán hacer con mayor celeridad a través del SIRA. Sin embargo, para lograrlo, el Banco do Brasil debería suscribir una carta de crédito con un esquema de pagos que deberá cumplir el importador argentino que pagará en pesos, pero que al final del periodo se deberá liquidar en dólares.


En otras palabras, el Banco do Brasil le entregará al exportador, el monto en reales correspondiente a la operación, mientras que el importador argentino contraerá una deuda con el banco nación a una tasa de interés establecida en función del tipo de crédito. El financiamiento máximo sería por 366 días. El importador deberá, cuando tenga acceso al MULC, cancelar la deuda liquidando finalmente la misma en dólares. Por el momento, no se conoce ni la tasa de interés, ni los montos, ni cómo se implementará finalmente el acuerdo. Esos son los detalles que se negociarían por estos días.


¿Cuál es el riesgo de este mecanismo?


Más allá de que aún la implementación del sistema queda lejana. Es claro que, para los importadores, si realmente destraba la aprobación de las SIRA con el país vecino, podría ser una solución que tiene un riesgo implícito altísimo: asumir una obligación financiera en dólares en un contexto que puede llegar al plazo máximo de un año.


El próximo gobierno deberá acomodar el tema cambiario que no resiste mucho tiempo más en esta situación – un cepo agobiante y una brecha altísima –, por lo cual, se vuelve previsible que en diciembre se deba hacer un reajuste. Si uno posee una deuda en dólares quedaría muy expuesto porque se desconoce el impacto que tendrá está medida correctiva.


Ante este contexto una empresa, que quisiera aprovechar este régimen, para reducir el nivel de exposición debería tomar un contrato de futuro o bien comprar, por ejemplo, un bono para tratar de cubrirse. En el caso de un bono, podría optar por la compra de un bono dual dólar link que da cobertura ante la inflación, como ante la devaluación.

Por otro lado, de querer operar en el mercado de futuros lo primero que la empresa necesitaría sería contar con un bróker para suscribir un futuro.


¿Qué es un futuro?


Son contratos en donde las partes se compromete a comprar o vender un producto financiero a un precio y una fecha predeterminada. Estos se pueden negociar a la baja o al alza, operando con un margen. En otras palabras, el inversor compra o vende, solo pagando una pequeña parte y luego participa en el movimiento diario del precio. Cuando se suscriben este tipo de contratos, se debe dejar una parte en garantía – que puede hacerse entregando un bono -, y un margen de liquidez para que se puedan compensar los movimientos diarios.


Para hacerlo más claro: si uno suscribe un contrato por dólar futuro a diciembre de USD 10.000. El precio actual es del dólar $188. Se espera para la fecha del contrato, el dólar suba, por lo cual el precio de adquisición del contrato sería de $340. ¿Se liquida todo al vencimiento en diciembre? No, las liquidaciones son diarias. Al vencimiento no se entregarán los USD 1.000. Las diferencias en pesos se van pagando o cobrando todos los días, por lo que, al llegar al final se debería haber liquidado en función de las evoluciones que haya tenido la moneda. Si, por ejemplo, el lugar de ascender el dólar va bajando su precio entonces el inversor tiene que reponer su liquidez para afrontar los pagos que deberá hacer. La garantía, la establece el agente bursátil, teniendo en cuenta la volatilidad del mercado para garantizar ante la Cámara Compensadora una pérdida razonable de dos días de operaciones.


¿Este acuerdo abre una ventana de financiamiento para las PyMES?


Dejando de lado que no se conoce cuál será el costo de la operación, desde el inicio implicaría un alto nivel de riesgo a asumir. Pero si uno quisiera bajar el mismo, debería adoptar estrategias de coberturas que quizás quedan un poco lejanas para la parte financiera de una empresa pequeña o mediana de nuestro país.


La mayoría de las empresas PyMES de nuestro país no cuentan con un departamento financiero que pueda hacer el seguimiento de una operación de dólar futuro, pero podría tercerizarla con el agente bursátil o consultar si la entidad financiera con la que opera, brinda el servicio. Sin embargo, es importante remarcar que en finales de 2015 cuando se produjo el cambio de gobierno – asumió la presidencia Macri –, debido al alto volumen de los contratos a futuros negociados se decidió al momento de ajustar el tipo de cambio hacer una quita.


Por otro lado, si decidieran optar por la compra de bonos dólar link para cubrirse queda expuesto a dos cuestiones: por un lado, la variación del valor del activo financiero desde el momento de su compra al momento en que realmente lo decida vender. En segundo lugar, son bonos bajo legislación nacional, lo cual deja al inversor expuesto a un posible default o a un reperfilamiento. Debido a que es parte del paquete de la deuda en pesos – son bonos en pesos que ajustan su valor en función de la inflación o la variación del tipo de cambio –, que podrían ser defaulteados o bien, obligar a los tenedores a un canje compulsivo con un vencimiento posterior al originalmente tomado. En ese caso, el prejuicio sería doble: se debería cancelar la obligación en dólares mientras que nos quedaría un bono en cartera con un nuevo vencimiento que cuando se compare con el momento de la compra nos haya provocado una pérdida.


Este tipo de medidas podrían servir para las grandes empresas automotrices que pueden armar estrategias de cobertura complejas, o que poseen posiciones en dólares, y que hacen operaciones con empresas relacionadas, donde todas son parte del mismo grupo económico. Sin embargo, para una pequeña PyME es algo que parece más lejano y complicado. Imposible, no. Pero si requiere un alto nivel de seguimiento y de manejo de derivados financieros. O bien de un voto de confianza al asesor financiero con el que se operé.


Asumir una deuda en otra moneda con un horizonte temporal que llegue a diciembre de 2023 es un salto al vacío si no se hace con la cobertura adecuada. La otra opción, la menos compleja para cualquier empresa, sería la compra de dólares a través del MEP y resguardarlos hasta el momento en que se deba cancelar el compromiso. Sin embargo, esa decisión implica no ingresar al MULC por una ventana total de 180 días.


La gran pregunta que nos deja es si realmente se descomprimirá el mercado, y liberará dólares para aquellas empresas que no pueden optar por este tipo de mecanismo. Uno podría pensar que sí, pero la realidad es que la perspectiva no es muy buena. Por el contrario, si tenemos en cuenta que el proceso llevará tiempo hasta que se cierren las condiciones, y después hasta que finalmente empiecen a pedirse las autorizaciones, y que ya estamos en febrero podemos imaginar que el corto plazo nada se modificará.

66 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page