top of page

El acuerdo que no llega

El fin de semana pasado se anunció mediante una serie de tweets que se había logrado avanzar con objetivos y parámetros centrales para sentar las bases de un “Staff Level Agreement”. Incluso se habló de la posibilidad de que el ministro viajará esta semana para el anunció. Llegamos al jueves y aún no hay novedades, pero si muchas dudas.

Jueves 27 de julio de 2023, Mg. Yanina S. Lojo


Todos recordamos los tweets del domingo pasado del Fondo Monetario anunciando que las negociaciones con nuestro país habían avanzado. Al mismo tiempo desde Economía adelantaban que esta semana habría ya un acuerdo y que el ministro podría viajar durante la semana. Finalmente, eso no sucedió. Inclusive el organismo internacional dio a conocer sus expectativas para nuestro y no mejoraron. Mientras tanto las reservas siguen en caída – aún con la virtual parálisis que hay en lo que respecta a comercio exterior -, y el 31 de julio habrá que enfrentar pagos.



Un fin de semana con anuncios


El ministro de Economía el domingo por la noche había anunciado: “Hay un paquete muy grande de desembolsos en agosto y un adicional en noviembre. Es un número muy importante para la Argentina, pero me gustaría que sea el Fondo el que lo anuncie, porque se lo tiene que anunciar primero a los directores y no a nosotros los argentinos”.


Por otro lado, se implementó un ajuste al tipo de cambio que se aplica para aquellas operaciones alcanzadas por el Programa de Incremento Exportador – que fue ampliado a otros productos, entre ellos el maíz -, y la aplicación del IMPUESTO PAÍS no sólo a la compra de dólares para ahorro sino también para el pago de importaciones de bienes y servicios.


Todo esto generó que la semana comenzará llena de incertidumbre. Mientras que muchos creían que los tweets del fin de semana traerían tranquilidad el mercado mostró mucho nerviosismo. ¿Por qué? Porque más allá de esa comunicación del domingo el FMI no hizo ninguna declaración acerca de los tiempos del acuerdo, de las revisiones o de los desembolsos. Solo mencionó que las medidas que se acordarían serían “positivas para fortalecer las reservas y consolidar el camino del orden fiscal


La realidad es que después del anuncio del domingo es esperable que se llegue a un acuerdo, no haberlo sería un desastre para la Argentina, pero también para el Fondo. Sin embargo, los tiempos para nuestro país lo son todo.


Los pagos que se vienen


Entre el 31 de julio y el 1º de agosto nuestro país tiene que afrontar pagos por unos USD 3.400 millones. Si los desembolsos del FMI no llegan, para evitar un default, se deberá recurrir a las escazas reservas del BCRA para cumplir con las obligaciones.


La gran pregunta es: ¿cómo? Si las reservas netas internacionales se encuentran entre los USD 8.000 y los USD 9.000 millones negativos. Lo más probable es que debamos recurrir a los yuanes nuevamente ya que no quedan Derechos Especiales de Giro (DEG). Esto haría que las reservas netas puedan caer por debajo de los USD 11.000 millones sin contar con la intervención que está llevando adelante el BCRA para mantener controlado el mercado cambiario.


El problema es que los yuanes poco a poco se agotan, y si bien ya se habría comenzado el trámite que permite expandir el SWAP de USD 5.000 millones a USD 10.000 millones, estos no alcanzarían mucho tiempo más sin que lleguen los desembolsos del FMI. De usarse los yuanes para pagar al Fondo, el saldo remanente que quedaría sin usar del SWAP sería equivalente a unos USD 1.200 millones.


El “dólar agro” recargado y las reservas


Con el objetivo de tratar de captar unos USD 2.000 millones el lunes se implementó un cambio en el dólar agro. El contravalor que reciben los exportadores paso de $300 a $340, mientras que el martes de incluyeron nuevos productos entre ellos el maíz.


De esta manera, el BCRA logró su tercera jornada consecutiva con posición compradora gracias a la mayor liquidación por la incorporación del maíz, y la reducida demanda que se produjo como consecuencia de la necesidad de adecuación de los sistemas a la aplicación del IMPUESTO PAIS a importaciones de bienes y servicios. El resultado negativo acumulado en julio se redujo a USD 1.162 millones, y en lo que va del año se ubica en USD 4.229 millones negativos.


La pregunta es si esta situación es sostenible en el tiempo, es decir, ¿el BCRA podrá mantener por un tiempo la posición compradora? Si bien muchos especialistas en el sector agropecuario remarcan la incorporación del maíz al Programa de Incremento Exportador les dio un significativo empuje a las liquidaciones, permitiéndole al Banco Central tomar posición compradora. Una vez que se normalice la situación con los pagos al exterior, y viendo como ha sido el comportamiento que ha tenido la autoridad monetaria, lo más probable es que reduzca la sangría, pero no que recomponga posiciones.

Las reservas brutas arrancaron la semana en USD 25.205 millones y al miércoles cerraron en USD 25.252 millones aún con tres jornadas en donde la autoridad monetaria pudo comprar dólares. Esto respalda el argumento anterior. En particular, si el Gobierno continúa interviniendo fuertemente en los mercados para tratar de contener el dólar.


¿Y el comercio exterior?


En este contexto, cada vez la situación se vuelve más preocupante para los operadores de comercio exterior que no saben cómo seguir, en medio del caos que implicó la implementación de las nuevas medidas y la posibilidad de que se siga teniendo que recurrir a los yuanes para pagar las obligaciones internacionales.


El ministro de Economía insiste en que llegarán los desembolsos, pero no habla ni de fechas ni de montos. Algunos medios dejaron trascender que se anunciaría entre hoy y mañana que los desembolsos serían la tercera semana de agosto y en noviembre, suspendiendo las revisiones trimestrales. Pero también hay versiones que indican que el FMI preferiría esperar al resultado de las PASO para definir cómo siguen los giros a nuestro país.


Si los fondos del SWAP se usan para pagar las obligaciones, puede que veamos una prolongación de los plazos de pagos de las operaciones en yuanes pensando en la necesidad de esperar la llegada de dólares frescos y la activación del segundo tramo del acuerdo con China. ¿Y qué va a pasar con las operaciones en dólares?


El Gobierno llevó adelante una devaluación encubierta el lunes, y generó un impacto más que significativo en toda la economía. La mayoría de las empresas que están dentro de los programas de acuerdos de precios consideran que es insostenible la situación. Por otro lado, las listas de precios no dejan de llegar con actualizaciones. Muchas empresas suspendieron ventas. La implementación de esta versión ampliada del dólar agro generó mucho ruido y descontento en el sector agropecuario.


Hoy hay cada vez más incertidumbres… y la realidad es que en el futuro es cada vez más incierto para aquellos que producen, que dan trabajo, en otras palabras, aquellos que mantienen el país funcionando.

41 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page