top of page

Verde que te quiero verde

Actualizado: 30 ago 2023

Ayer la devaluación del peso con relación a los dólares financieros y el dólar libre continúo su camino después de una tensa calma y de que se conocieran las medidas económicas. ¿Qué está pensando el mercado? ¿Qué impulsa la dolarización de carteras?

Miércoles 30 de junio de 2023, Mg. Yanina S. Lojo


Ayer el tipo de cambio del Contado con Liquidación superó los $800. Mientras que en el caso del dólar libre la suba en la cotización fue más leve, pero recortó parte de la baja de los últimos días. El domingo desde el ministerio de Economía anunciaron una serie de medidas y el mercado estaría preocupado por el impacto que tendrán en la economía y en la relación con el FMI. (Ver artículo “Los anuncios de Economía: la inflación y el día después”). ¿Qué está interpretando el mercado?


¿Cuánto fue la variación?


Mientras que el tipo de cambio mayorista opera en los $350,10, el Contado Con Liquidación cerró $802,48[1] esto implica una suba del 1,9% en el día ya que el lunes había cerrado $787,36. Sin embargo, el viernes pasado la cotización se ubicaba en los $770,24 comparado con el cierre de ayer la suba fue del 4,19%. Es decir, el mercado respondió a los anuncios que se hicieron el fin de semana, y probablemente al informe que se conoció del FMI a través de su Staff Report.


En el caso del dólar libre la cotización ayer llego a los $750 mientras que el viernes cerraba en $738, la variación fue del 2,7%.


La declaración de la ministra de Trabajo encendió alarmas


Ayer durante una entrevista la ministra de Trabajo explicó que aquellos empleados que cobren el bono de $60.000 para empleados públicos nacionales y privados, no podría comprar ni dólar ahorro ni dólar MEP o bolsa. Su explicación fue que no quisieran que este adicional pudiera irse a la compra de divisa extranjera. Recordemos que el bono se pagaría en dos veces y sería para asalariados que reciban ingresos inferiores a $400.000 netos. Aunque como todavía no se conoce el decreto este valor podría sufrir modificaciones. Creer que aquellas personas que reciben este nivel de ingresos, después del salto en los precios y la difícil situación de la economía real puedan destinar el adicional de $30.000 a la compra de divisa extranjera para atesoramiento.


Obviamente que esto encendió las alarmas dado que se trata de una medida compulsiva, donde los particulares no pueden elegir si cobrarlo o no.


Esto podría explicar el salto de casi $20 que se observo en la cotización del dólar libre. Por ello, a medida que día iba transcurriendo salieron a hacer aclaraciones. En primer lugar, confirmaron que no se podría comprar dólar ahorro – algo que ya sucedió cuando se pagó el ATP -, pero desmintieron la medida vinculada al dólar bolsa. En este último caso, el titular de la Comisión Nacional de Valores indicó que no habían tomado una decisión de ese tipo.


Al final del día, circulaba la versión que finalmente la posibilidad de acceder al dólar ahorro dependería del empleador. ¿Por qué? Porque quedaría atado a si la firma optaba por recurrir al apoyo del gobierno para el pago del bono. ¿Qué significa esto? Que si una PYME, según se explicó, podría tomarse entre el 100% y el 50% de lo abonado a cuenta de Contribuciones Patronales, los empleados no podrían acceder al dólar ahorro. Si la empresa no requiere el apoyo del gobierno, no se verían afectado los asalariados.


De ser realmente así, la medida generaría aún más descontento entre los empresarios PYMES que resisten el pago porque muchos no lo pueden afrontar. Si para no perjudicar a sus empleados deben renunciar al apoyo, todo el esfuerzo recae en el sector privado. Algo que ya habíamos señalado en un principio.


Las medidas económicas generan preocupación


El mercado interpretó que las mismas implican un mayor gasto, y por lo tanto más emisión. Esto se traduce en más inflación. En otras palabras, a medida que crecen los pasivos remunerados, el déficit fiscal y la emisión es lógico que el mercado busque dolarizarse. ¿Por qué? Porque se espera un traslado a precios, y el dólar no deja de ser un activo dentro del mercado. Y dentro de los disponibles para la mayoría de los argentinos es el que transmite mayor confianza.


Ayer cuando comenzó a observar la fuerte suba en la cotización del Contado Con Liquidación una de las variables que miraban los operadores era cómo estaban operando el resto de los activos, en particular los bonos. Y estos también operaban al alza, dando a entender que en este contexto el mercado esta tratando de desprenderse de los pesos y buscando refugio. Nadie quiere quedarse en pesos.


Por otro lado, si bien desde el gobierno dejaron trascender que el FMI habría dado el visto bueno para intervenir en el mercado de cambios para dar estabilidad cambiaria, y el organismo lo confirmó en su comunicado de prensa, solo lo podría hacer dentro de unas bandas – precios mínimos y máximos -, en el mercado financiero.


La realidad es que la reservas no dan mucho margen para la intervención, y el mercado bursátil – en particular en el dólar bolsa -, pareciera que la contención se esta escapando.


También genera dudas de cómo va a tomar el organismo internacional todas las medidas que se anunciaron, inclusive el posible congelamiento de tarifas de servicios, cuando explícitamente indicó que parte del programa económico implicaba la quita de subsidios. ¿Qué sucederá en la próxima revisión? ¿Cómo negociará la próxima administración sea de la misma bandera política o no cuando se ha incluido reiteradamente? Si ministro de Economía se comprometió a una serie de medidas, y luego que llego el desembolso, no sólo no las cumple, sino que hace lo opuesto, ¿Qué va a pasar con el próximo desembolso?


¿Una próxima devaluación?


Ante la situación actual, y las previsiones de inflación luego de la fuerte suba de precios, el mercado parece descontar que probablemente después de las elecciones general o en diciembre el tipo de cambio oficial vuelva a ajustarse.


De ser así, es lógico que se trate de dolarizar para cubrirse ante cualquier evento de este tipo. Y el proceso lamentablemente se retroalimenta, haciendo que el mercado se “rompa” ¿Qué significa? Que como nadie sabe cuánto realmente vale el activo, aunque hay demanda, nadie quiere vender.


¿Son los importadores los que impulsan la suba del CCL?


Puede que haya grandes empresas que estén formando activos externos para cumplir con obligaciones, pero no son la mayoría, dado que por como está implementado el cepo cambiario es muy difícil que quien venía operando en el MULC (Mercado Único y Libre de Cambios) pueda pasar al mercado financiero. De la última vez que se accedió al MULC se debe esperar entre 90 a 180 días para poder ir al CCL, y además se debe contar con la SIRA aprobada que indica que el pago se hará con Fondos desde el Exterior.


Por ello, ante las dificultades para poder pagar en el último tiempo muchas empresas no tienen margen de maniobra para hacer este tipo de cambios.


¿Qué se puede esperar?


Hasta que no quede claro que va a suceder con aquellos que cobren el bono, es probable que veamos una suba en los mercados informales: a medida que se endurece el cepo en los mercados formales, crece la demanda en los otros. El dólar libre es un mercado chico en cuanto volumen, pero no el Contado con Liquidación.


Si durante la jornada de hoy la cotización del CCL continúa recorriendo un camino alcista y desde la política no se envían señales que bajen el nivel de incertidumbre, es muy probable que este movimiento se traslade a la cotización del dólar libre.


Puede que desde el gobierno envíen a la AFIP a realizar operativos, traten de intervenir para contener la brecha que se está disparando, pero la realidad es que el mercado ve con mucha intranquilidad el futuro y estas medidas no solucionan el problema de fondo: la falta de un plan real económico.

[1] Fuente: www.rava.com

39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page