top of page

¿Retroceder para tomar carrera?

Arrancó un nuevo mes, y ante la leve baja del dólar todos se preguntan: ¿Qué va a pasar con la divisa? ¿Va a seguir bajando? ¿Volverá a subir? ¿A dónde irá?

Jueves 2 de febrero de 2023, Mg. Yanina S. Lojo


Desde mediados de diciembre el dólar comenzó a subir y no se detuvo. Tuvo algunos días de paz cambiaria o de leves retrocesos, pero enseguida corrigió y continuó subiendo. Aunque el Banco Central intentó reducir el ritmo de la devaluación del tipo de cambio para tratar de contener la inflación, los dólares financieros y el dólar libre parecen decididos a recuperar el terreno perdido durante 2022 y manejar la incertidumbre que deja el contexto económico y político de 2023.

Dólar oficial, ¿desacelerando?


El dólar oficial mayorista bajó el ritmo de devaluación del 6,22% en diciembre a un 5,72% en enero. La política de crawling peg, que en noviembre llegó a niveles del 6,89%, pareció querer acompañar la decisión del Banco Central de querer contener la inflación – junto con su política de suba de tasas –, pero se encuentra con el difícil problema de la brecha.

El último día de enero, después de un breve retroceso de parte del dólar libre, la brecha se ubicaba en el 104%. Mientras que, con relación a los dólares financieros, en promedio se posicionaba en el 94%. El resultado: la decisión de disminuir la devaluación del tipo de cambio oficial hará poco por contener la inflación que se verá alimentada por esta fuerte diferencia de cotizaciones.


Empieza a entrar en juego el tema de la sequía y el ingreso de divisas. El primer trimestre siempre es complicado debido a una menor liquidación. Sin embargo, en marzo el campo debería empezar a liquidar la cosecha y el volumen en que lo haga impactará en la capacidad del gobierno para poder contener la devaluación. La decisión del BCRA de alinear sus políticas monetarias con la decisión del Ministerio de Economía de contener la inflación tiene un límite: su capacidad de fuego. La pregunta es: ¿hasta dónde está dispuesto el Banco Central a ceder reservas para tratar de contener el precio del dólar oficial?


Fuente: Elaboración propia información obtenida de Rava.com


¿El dólar libre encontró un nuevo techo?


Algunos se preguntan si el retroceso que la cotización libre mostró en los últimos días está asociado o bien con cuestiones estacionales, o bien es que encontró su techo. La realidad es que normalmente los últimos días y los primeros días de cada mes el tipo de cambio muestra una baja en la cotización debido a la necesidad de los tenedores de desarmar carteras para afrontar pagos en moneda local. Lo extraño fue el comportamiento que se observó en enero, donde este comportamiento no se presentó. Quizás la cuestión vinculada con el turismo alimentó la suba, en particular en los famosos recambios turísticos, y a medida que nos adentramos en febrero con la disminución del turismo se vuelva a los mismos patrones.


En enero, el dólar libre varió un 8,96%. Aunque no se conoce aún el número de inflación la variación quedaría por encima del IPC mensual. Sin embargo, en 2022 la variación fue de un 66,35% contra una inflación interanual del 94,8%. En otras palabras, al dólar libre le queda un largo camino si quiere acomodarse a lo que fue la variación de precios del 2022.


Si tomamos una inflación moderada de un 4,5% para los próximos meses (febrero y marzo) y suponemos ese piso para la evolución, nos encontraríamos que en marzo podría estar valiendo $411. Si la inflación se mantuviera en ese nivel y el dólar decidiera acompañar tendríamos un dólar libre rondando los $450 en algún momento de junio. Pero ¿es tan lineal? No. Acá entran a jugar los fundamentos de la economía. La situación de la inflación, la evolución del tipo de cambio oficial, cuestiones vinculadas a la economía real como el acceso a las importaciones, el factor elecciones, entre otros múltiples factores. El dólar puede valer $411 en marzo, o puede estar más o puede valer menos. Dependerá de cómo se conjuguen diferentes variables. En 2022, la evolución de las diferentes cotizaciones no acompañó la inflación. Pero, no era un año electoral. Y si bien había un fuerte cepo a las importaciones, desde octubre la situación ha ido empeorando y los números preocupan. Todos aquellos que no pueden acceder a las licencias de importación es muy probable que trasladen sus pesos al dólar, en un intento de no descapitalizarse.


¿Qué va a pasar con los dólares financieros?


Estos pueden presentar un comportamiento diferente, más si se tiene en cuenta que el gobierno puede intervenir de manera indirecta a través de los Fondos de Garantía del ANSES o modificando la política de tasas de interés, así como también puede hacerlo directamente a través de regulaciones.

Los últimos dos meses tanto el dólar bolsa como el contado con liquidación acompañaron la suba, pero lo hicieron mucho más lento que el dólar libre. La existencia de tantos dólares diferentes hace que haya situaciones de desarbitrajes donde aquellos operadores que pueden responder rápido y que no cuentan con limitaciones pueden obtener ganancias entrando y saliendo de los diferentes mercados.


Si hiciéramos la misma proyección que con el dólar libre en marzo podríamos tener un MEP en $386 y un CCL en $400.- Pero nuevamente, los fundamentos de la economía serán los que determinaran si el ritmo de devaluación será mayor o menor.


Entonces: ¿Se puede esperar un salto del tipo de cambio oficial?


Más allá de la decisión que se tomó en el mes de enero, probablemente alimentada por la fuerte preocupación que genera el número de la inflación, es esperable que el ritmo de devaluación se acelere en los próximos meses. La duda es si será a través de un crawling peg más agresivo o mediante una corrección significativa. Cuanto más cerca nos encontremos de las PASO menos probable es que se opte por hacer la corrección. Por el contrario, se tratará de minimizar el ritmo de devaluación para intentar generar una sensación de revalorización del peso.


Por otro lado, y como ya hemos mencionado, el dólar futuro empezó a operar considerando que el próximo gobierno deberá hacer un fuerte ajuste del tipo de cambio para achicar la brecha. Hoy el mercado descuenta que se implementará un nuevo esquema de dólar soja de cara a las liquidaciones que comenzarán en el segundo trimestre para tratar de apuntalar las reservas. Por lo cual, en el corto plazo (en los próximos meses) las coberturas de tipo de cambio no sean las opciones más recomendables, pensando en que el gobierno va a tratar de evitar un shock devaluatorio.


Pero eso no significa, que el resto de los mercados no sigan ajustando. Una de las referencias que podemos tener con respecto al dólar libre y cómo va a seguir evolucionando es que el dólar bitcoin, que en otras oportunidades ha servido de referencia a la hora de prever el comportamiento del mercado, ya ha llegado a los $450.- Entonces la gran pregunta que deberíamos hacernos con respecto al dólar es: ¿retrocedió para tomar carrera? Es posible que en breve tengamos la respuesta.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentarer


bottom of page