top of page

¿Qué pasa con el intercambio comercial?

La semana pasada el INDEC publicó el informe sobre el intercambio comercial de agosto. ¿Qué observamos? ¿Cómo han evolucionado las exportaciones y las importaciones? ¿Qué medidas se podrían anunciar para potenciar las ventas al exterior?

Martes 26 de septiembre de 2023, Mg. Yanina S. Lojo



Fuente: INDEC


Durante el mes de agosto según los datos oficiales el saldo comercial fue negativo por unos USD 1.011 millones, levemente inferior al visto en julio y superior al observado en junio de este año.


Cuando se analiza a nivel interanual se observa que hay una caída en el intercambio comercial del 17,3%, y tanto las importaciones como las exportaciones muestran una significativa contracción.


Analizando los datos


Según se desprende del informe del INDEC en agosto de 2023, las exportaciones se ubicaron en los USD 5.854 millones y las importaciones en USD 6.865 millones. El intercambio comercial (exportaciones más importaciones) disminuyó 17,3% en relación con igual mes del año anterior, por uno USD 12.719 millones.


Las exportaciones cayeron 22,4% respecto a agosto de 2022 (USD 1.687 millones), debido a una baja de 12,1% en las cantidades y de 11,7% en los precios. Las ventas se redujeron 0,2% tanto en términos desestacionalizados como en la tendencia-ciclo, con relación a julio de 2023. Todos los rubros disminuyeron: las manufacturas de origen agropecuario (MOA), 28,0%; los productos primarios (PP), 26,1%; los combustibles y energía (CyE), 15,3%; y las manufacturas de origen industrial (MOI), 13,2%.

Las importaciones se contrajeron 12,4% respecto a agosto de 2022 (USD 972 millones), debido a una caída de 18,4% en los precios, con un incremento en las cantidades por un 7,4%. En términos desestacionalizados, las compras al exterior cayeron 3,0% y la tendencia-ciclo, 0,1%, con relación a julio de 2023. Fueron inferiores las importaciones de vehículos automotores de pasajeros (VA), 88,1%; combustibles y lubricantes (CyL), 54,3%; resto, 32,8%, fundamentalmente por la menor compra de bienes despachados mediante servicios postales (couriers); bienes intermedios (BI), 10,2%; y bienes de consumo (BC), 3,8%. Mientras que bienes de capital (BK) no registró variación alguna, piezas y accesorios para bienes de capital (PyA) creció 17,3%.


¿Qué paso con las exportaciones?


En agosto, las exportaciones mostraron que la caída de USD 1.687 millones como consecuencia de menores ventas de aceite de soja en bruto, incluso desgomado; maíz en grano, excluido para siembra; porotos de soja, incluso quebrantados, excluidos para siembra; vehículos automóviles para transporte de mercancías, de peso total con carga máxima <= 5 t; y trigo y morcajo, excluidos trigo duro y para siembra. Sin embargo, se incrementaron las ventas al exterior de aceites crudos de petróleo; y de aceite de soja, entre otras subas.


Fuente: INDEC


En agosto de 2023 cuando comparamos con el mismo periodo del año anterior, las Manofacturas de Orígenes Agropecuario (MOA) bajaron un 28,0%; los Productos Primarios (PP) 26,1%; Combustibles y Energía (CyE), 15,3%; y las Manofacturas de Origen Industrial (MOI), 13,2% (-255 millones de dólares).

La reducción en MOA se debió a una baja de 17,4% en los precios y de 12,9% en las cantidades. Las exportaciones del rubro Producto Primarios registraron caída como consecuencia de una disminución del 17,1% en las cantidades y de 10,9% en los precios, en la comparación anual.


El valor de las exportaciones de Combustible y Energía cayó por una contracción del 25,4% en los precios, ya que las cantidades aumentaron 16,2%.


El valor de las exportaciones de MOI disminuyó como resultado de una caída de 1,6% en los precios y de 11,7% en las cantidades.


¿Es sólo la sequía?


Durante todo 2023 hemos escuchado que el problema de la caída de las exportaciones tiene que ver con la sequía, y es cierto, pero no completo. ¿Qué quiere decir? La sequía es responsable en gran parte de la caída de las exportaciones, y de la disminución de los ingresos. Pero hay otros factores que atentan contra el crecimiento de las ventas al exterior y la internacionalización de las empresas: el aumento de los costos, el tipo de cambio, la incertidumbre, los problemas logísticos, la realidad argentina en otras palabras.


Tengamos en cuenta lo siguiente: el menor ingreso de dólares puede explicar que haya habido una necesidad de “administrar” la escasez. Pero la distribución, la discrecionalidad y otros aspectos han puesto sobre las cuerdas a la producción nacional y la posibilidad de exportar.


Las dificultades con las que tienen que tratar los sectores exportadores, inclusive el campo a quien se le ha estado pidiendo colaboración, para hacerse de insumos, bienes de capital y otros bienes necesarios para continuar trabajando comprometen el futuro. ¿Cómo hacemos para mantener las relaciones comerciales con nuestros socios o proveedores en el exterior sino podemos cumplir con nuestros compromisos? La realidad es que debemos regularizar la situación del pago de las deudas por importaciones porque esto impacta en la capacidad de exportar y de que nuestra economía crezca.


Los problemas para pagar los servicios que se importan, impactan no solo en los sectores directamente afectados, sino en toda la cadena productiva. En otras palabras, la “administración discrecional” quizá ha terminado por profundizar la delicada situación de la economía local y las posibilidades de continuar vendiendo al exterior.


¿Las importaciones?


El valor de las importaciones de agosto de 2023 fue de USD 6.865 millones, mostrando una contracción del 12,4% inferior con respecto a 2022. El uso económico que más cayó fue Vehículos Automotores (VA), con una variación de 88,1% debido a una baja de 86,3% en las cantidades y de 12,8% en los precios. Combustible y Lubricantes (CyL) disminuyó 54,3% habiendo disminuido un 32,5% en los precios y de 31,7% en las cantidades.

Fuente: INDEC


En el caso de las operaciones con Bienes Intermedios (BI) hubo una baja del 10,2% como consecuencia de un descenso en los precios de 17,2%, mientras que las cantidades

Mientras que las importaciones de Bienes de Consumo (BC) se redujeron un 3,8 por una caída en los precios de 5,1%, aunque en cantidades hubo una suba del 1,4%.


Un rubro muy importante es el de las importaciones de Bienes de Capital (BK) no registró variación alguna. Según explican en el informe elaborado por el INDEC la caída de 9,4% en los precios fue compensada por el crecimiento de 10,5% en las cantidades. Relacionado con lo anterior las importaciones de Piezas y Accesorios (PyA) creció 17,3% por un aumento en las cantidades de 22,3%, puesto que los precios se redujeron 3,9%.


¿Qué pasa con las relaciones bilaterales?


Cuando analizamos quiénes son nuestros principales socios comerciales y cómo viene evolucionado la relación observamos lo siguiente:




Queda claro que, si analizamos las operaciones desde la óptica de las exportaciones, nuestro principal socio comercial es Brasil, seguido por Estados Unidos y China, con una diferencia mínima. Desde la óptica de las importaciones, Brasil encabeza también el podio, seguido por China y en tercer lugar Estados Unidos. Entonces, ¿Cómo queda la balanza comercial con estas tres economías?



La evolución del 2023


Cuando nos ponemos a ver la evolución de los ocho meses de este año observamos que el déficit comercial se ubica en niveles muy altos para los últimos diez años. Solo 2018 supera, por menos USD 500 millones el saldo negativo que hemos visto en lo que va de 2023.


Obviamente la situación no es la misma, dado que en 2018 no había cepo ni trabas, y en diciembre de dicho año el resultado final fue positivo. Es decir: la balanza comercial cerró un saldo positivo de USD 1.369 millones. Hoy la caída en las exportaciones es el resultado no solo de la sequía – la mayor responsable de una significativamente menor performance -, sino también los problemas que poseen las empresas argentinas en relación a los costos, el acceso a insumos y el problema de la incertidumbre que hacen que vayan perdiendo competitividad y posibilidades de internacionalización.


Fuente: INDEC


¿Qué medidas se podrían anunciar?


El 30 de septiembre se termina el dólar soja, y difícilmente haya margen para implementar una nueva versión de este. Sin embargo, el Banco Central necesita de manera urgente que ingresen dólares para tratar de apuntalar las reservas. Al mismo tiempo, con el tipo de cambio oficial congelado, se necesita mantener a raya la brecha para evitar que ante un escenario electoral con una posible dolarización de carteras. Hasta ahora Banco Central continúa interviniendo en el mercado financiero, pero la duda es hasta cuándo tendrá margen para hacerlo.


Como desde el sector productor insisten que no hay mucho grano disponible para una extensión del programa, se está evaluando un tipo de cambio diferencial para las economías regionales y otras exportaciones, como las vinculadas con el sector minero. En un contexto donde nadie tiene certeza sobre si el BCRA sostendrá el tipo de cambio como se comprometió o realizará un nuevo ajuste, adelantar liquidaciones de exportaciones es una decisión difícil de tomar.

27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page