top of page

Nace el dólar Vaca Muerta

Al acercarse el final del dólar soja, y para tratar de mantener calmo el frente cambiario el gobierno anuncia la llegada de un nuevo dólar diferenciado para un sector particular.

Miércoles 27 de septiembre de 2023, Mg. Yanina S. Lojo


Ante la inminente finalización de una nueva etapa del dólar soja, la baja probabilidad de que una nueva edición o la extensión del mismo fuera a dar resultados ayer se anunció un tipo de cambio diferenciado para una parte del sector vinculado con la explotación de hidrocarburos.


El anuncio


El ministro de Economía anunció ayer que desde octubre estará vigente un esquema de liquidación similar al que estaba vigente para la soja, pero en esta oportunidad será para aquellos que exporten hidrocarburos de la zona de Vaca Muerta. Aunque sobre el alcance habrá que esperar a contar con la letra chica de la medida que ya en otras ocasiones ha sido diferente a lo anunciado.


¿Cómo se implementará?


Al igual que el sistema que se encuentre vigente actualmente para el sector sojero este tipo de cambio diferenciado no surge por la oferta de un contravalor mayor al tipo de cambio oficial. Sino que los exportadores deberán liquidar las divisas provenientes de sus exportaciones al tipo de cambio oficial hasta un 75%. El 25% restante es de libre disponibilidad. Lo que les da la posibilidad a los exportadores de participar en el contado con liquidación.


Las condiciones que se le impondrán al exportador


Según explicaron desde Economía, las empresas beneficiadas deberán garantizar no solo el abastecimiento del mercado local sino también el cumplimiento del acuerdo de congelamiento de precios, que según esta establecido esta vigente hasta finales de noviembre.


¿Cuánto se estima que ingresaría?


Según informaron desde el gobierno esperan que se liquiden al menos unos USD 1.200 millones. Menos que con el dólar soja. Un detalle que no se aclaró es el tiempo que estarás vigente la medida. Algo más que se necesitará contar con la letra chica para saber.


Evitar que la brecha se agigante


A medida que nos acercamos al 22 de octubre, la presión sobre las cotizaciones de los dólares financieros, así como el libre se empieza a elevar.


Las medidas que fueron anunciadas en las últimas semanas complejizan aún más la contención no sólo de la inflación sino también de la evolución del tipo de cambio. Las dificultades para acceder al mercado único de cambios para muchas empresas, también empuja a buscar opciones en los dólares financieros – aquellas que hacen más de 90 o 180 días -, que no han podido acceder.


La realidad es que durante el mes de agosto y septiembre el Banco Central ha tenido que intervenir fuertemente para contener el mercado, y la preocupación sobre el poder de fuego que podría tener una vez que se terminará el dólar soja crecía. Por ejemplo, en el día de ayer, la intervención del BCRA fue por unos USD 50 millones, y suman desde mediados de agosto un monto superior a los USD 1.000 millones en promedio, teniendo en cuenta las diferentes proyecciones realizadas por los analistas privados.


Habilitar a las empresas a participar con un 25% del mercado financiero, ayuda a que la presión que tiene el BCRA para achicar la brecha y evitar un salto en el valor del CCL pueda trasladarse al libre. Cualquier movimiento en los diferentes tipos de cambio que operan en nuestro país traerá más inflación, en un escenario donde ya hubo una aceleración importante después del ajuste del tipo de cambio oficial.


La duda que muchos tienen, y la pregunta que se repite es: ¿realmente el tipo de cambio se mantendrá congelado hasta mediados de noviembre y después comenzará nuevamente el BCRA con la devaluación diaria? ¿O estamos ante la gesta de un nuevo ajuste considerable? Las certezas o incógnitas sobre ese punto probablemente incidan en la decisión que tomen los exportadores de adelantar operaciones para aprovechar el beneficio de un tipo de cambio diferenciado.


La realidad es que este tipo de medidas suelen dar muy malos resultados. No sólo generan rispideces con otros sectores de la economía, sino que además traen el famoso problema de la sábana corta: resolver el faltante de hoy, pero generando un bache mañana. Puede que el 2024 traiga más dólares a través del campo, pero nadie tiene certezas sobre nada. Y en el mientras tanto hay otros inconvenientes que se van generando y que atentan contra la generación de ingresos genuinos. Entre los que podemos mencionar: la suba de los costos locales, la incertidumbre, la creación de nuevos impuestos y sobre todo los problemas para importar y pagar las operaciones.


¿Llegará a otras economías regionales o complejos exportadores?


Aún no hay información al respecto, aunque se barajaba la posibilidad de que el beneficio se pudiera extender al complejo exportador minero como a algunas economías regionales. Pero habrá que esperar la letra chica para tener mayor certeza al respecto. Lo que no se sabe aún es si se mantendrán los porcentajes de libre disponibilidad o se modificarán.

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page