top of page

Los detalles del nuevo blanqueo

El fin de semana se conocieron los detalles del proyecto de ley que se enviará al Congreso para el blanqueo de capitales en relación con el Acuerdo de Intercambio de Información celebrado la semana pasada con Estados Unidos.

Lunes 12 de diciembre de 2022, Mg. Yanina S. Lojo


El proyecto que fue denominado “exteriorización del ahorro argentino para sostener el cumplimiento y la cancelación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional” buscará habilitar un nuevo blanqueo de capitales que contará con diferentes etapas, y cuestiones técnicas particulares que vamos a ir desglosando poco a poco.

¿Quiénes podrán ingresar?


Se creará un régimen especial de “Declaración voluntaria de ahorros” donde podrán ingresar tanto personas físicas como sucesiones indivisas y todos aquellos que se encuentren comprendidos en el artículo 53 de la Ley de Impuesto a las Ganancias (incluyendo las modificaciones realizadas a diciembre de 2019).


¿Qué se podrá declarar?


Se podrán ingresar con tenencias en moneda nacional o extranjera, que se encuentren en el país o en el exterior, activos financieros, créditos vigentes, bienes muebles e inmuebles, y otros bienes en nuestro territorio o en otro país.


¿Cómo será el programa de implementación?


Como se había adelantado, contará con tres etapas: la primera será hasta el 31 de marzo de 2023 con la posibilidad de acceder a una alícuota preferencial si los bienes son repatriados. Entre abril y junio de 2023 se aplicará el doble de alícuota, mientras que aquellos que deseen ingresar en el tramo final será el cuádruple. En caso de no realizar la repatriación, se aplicará el doble de la alícuota preferencial.


¿Cuándo podrá realizarse la repatriación?


La AFIP considerará que se procedió a la repatriación cuando el monto ingresado o los bienes que ingresen al país equivalgan a un porcentaje mínimo que se determinará por la reglamentación del valor total de los bienes en el exterior que se declaren.


¿Qué beneficios se obtendrá a través del blanqueo?


En primer lugar, aquellos que ingresen no deberán pagar los siguientes impuestos por lo que hubieran omitido en su momento declarar: Impuesto a las ganancias, impuestos internos, IVA, Bienes Personales y Contribución especial de Cooperativas. Asimismo, aquello que ingrese no se considerará como un incremento patrimonial no justificado. ¿Qué significa esto? Que no serán susceptibles de acciones civiles, comerciales, penal tributarias, penal cambiarias, penal aduaneras o de infracciones administrativas.


¿En qué consistirá el Régimen Simplificado?


Como en la mayoría de los casos se implementará un Régimen Simplificado que podrá ser utilizados cuando la persona humana ingrese al blanqueo tenencia en moneda nacional y/o extranjera en efectivo en el país y el monto no supere el 35% anual de los ingresos anuales promedio de los últimos tres períodos fiscales y con un tope de USD 50.000. De esta manera, la persona tendrá como beneficio el acceso al pago de la mitad de las alícuotas generales aplicables. No podrá ingresar aquel que hubiera sido alcanzado por el Aporte Solidario.


¿Para qué piensa el gobierno usar los fondos?


Según figura en el proyecto que se enviará al Congreso, de lo recaudado se establece el siguiente esquema:

  • 20% para un “Fondo Específico” para el pago de la deuda,

  • 20% para subsidios para entregar a aquellas empresas consideradas “My PyMES”

  • 20% para financiar becas del Plan Progresar

  • 40% para programas y proyectos determinados por la Secretaría de Energía destinadas a la “exploración, desarrollo, construcción y mantenimiento de la infraestructura, transporte y producción de gas natural.

¿Y qué paso con las importaciones?


Hasta ahora el borrador del proyecto nada dice sobre la posibilidad de hacer uso de los fondos blanqueados directamente para el pago de importaciones. Si los activos que ingresaran en el blanqueo fueran tenencias en moneda extranjera y se depositaran en una cuenta en nuestro país o constituyeran fondos de libre disponibilidad en el exterior podrían destinarse al pago de importaciones si uno contara con una SIRA aprobada que se acogiera a este tipo de pago. Sin embargo, habrá que esperar que decisión toman tanto la AFIP como el BCRA al respecto para estar seguro de no incumplir ninguna normativa cambiaria vigente. Mientras tanto los dólares siguen sin aparecer y cada vez son más, los sectores que levantan la mano pidiendo auxilio.


Este fin de semana se conoció la noticia, que el Ministerio de Economía se habría comprometido con el sector que importa bananas a aprobarles las licencias de importación con un plazo de pago no superior a los 30 días, en lugar de los 60 o 180 días que estaban recibiendo. A cambio, los importadores se comprometerán a ingresar al programa de Precios Justos.


La pregunta que todos nos hacemos es: ¿hasta cuándo? ¿Con cuántos sectores más negociarán de esta manera? Porque si bien puede ser una solución para algunos, para otros no es opción el pago diferido. Además, si a todos se les promete dólares a 30 días lo más probable es que termine no habiendo dólares para nadie y el acuerdo se caiga: o por falta de aprobación en las licencias o por falta de acceso a los dólares.


Aunque primero habrá que ver si el proyecto es aprobado en el Congreso. En primer lugar, deberá incluirse en la agenda de sesiones extraordinarias caso contrario no llegará a ponerse en práctica dentro de los plazos que el gobierno pretende.


Los plazos y los mecanismos que desde Hacienda dejan trascender a través de este borrador, muestran que el proyecto está principalmente destinado a financiar mediante un incremento de la recaudación ciertos gastos que no está teniendo consenso para reducir. Se buscará incrementar la caja en pesos y dólares en un año electoral, en línea con la decisión del BCRA de empezar un camino hacia la baja en las tasas en abril cuando aún no se sabe qué va a pasar con la inflación.


El panorama para 2023 se va dibujando difícil a medida que la sequía arrasa con el campo y la actividad económica empieza a mostrar signos de estancamiento. Esta semana no hay un solo partido importante, por ahora, habrá dos: el del martes con Croacia y el del jueves cuando el INDEC informe el IPC. Mientras que el gobierno espera que el número perfore el piso del 6%, muchos privados hablan de un 6,1% o 6,2%. Usted ¿a quién le tiene más fe? ¿a la Scaloneta o al INDEC?


15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page