top of page

Lo que se vendría: Opciones sobre bienes

Este fin de semana el ministro de economía dejó trascender que están evaluando junto a la Comisión Nacional de Valores brindar nuevos instrumentos financieros para canalizar el ahorro de los argentinos. ¿Qué hay de nuevo?

Lunes 16 de enero de 2023, Mg. Yanina S. Lojo


Durante varias entrevistas que dio durante el fin de semana Massa, dejó entrever que junto a la Comisión Nacional de Valores están trabajando para que los ahorristas puedan canalizar sus flujos en mecanismos diferentes al plazo fijo.

¿Opciones sobre los bienes?


El ministro explicó que la idea en la que se está trabajando es la creación de instrumentos de ahorro en bienes, donde aquel que no sepa cómo ahorrar pueda hacerlo en pesos. Se tratarían de herramientas financieras atadas al gas, al maíz, al cobre, en otras palabras, atadas a la industria nacional. Según expresó el mismo ministro, se buscaría darle al inversor protección de valor, pero buscando un anclaje para la industria nacional.


¿Existe algo así hoy en el mercado?


Si, pero no en pesos ni local. En enero de 2022, la Comisión Nacional de Valores (CNV) había autorizado aprobó la creación de Cedears que invirtieran en fondos que cotizaran en bolsas de otras partes del globo, denominados ETFs que replican las ganancias de sectores de la economía real. Las siglas significan: Exchange Trade Funds.


De esta manera, un ahorrista que buscaba dolarizar su cartera podía hacerlo a través de este tipo de instrumento que se trata de un paquete de activos. Los mismos pueden comprender desde commodities hasta acciones de una empresa. Existen múltiples opciones de ETFs, que pueden seguir desde índices de un sector, como un subsector, commodities o cualquier otro instrumento. Podría uno, por ejemplo, invertir en oro sin hacerse del mismo.


La versatilidad del ETF es que, si bien se parece mucho a un Fondo Común de inversión, la “cuota parte” puede operarse diariamente – comprar y venderse –, con gran facilidad permitiéndole al ahorrista entrar y salir cuando lo necesitan.


Si bien en su momento, la CNV había habilitado la operación de sólo 9 ETFs para operar a través de un bróker internacional, y como se debe realizar a través de Cedears, es importante tener en cuenta que mediante la Comunicación A 7552 se limitó la tenencia de este tipo de activo financieros a un equivalente que no superé los USD 100.000.-


¿Cuál sería el objetivo de este tipo de herramienta?


En este caso, lo que estarían buscando desde Hacienda es que uno compré – el mismo ministro, citó la situación – maíz o petróleo, sin hacerse del bien en sí mismo. El fin que persiguen desde economía supuestamente es ampliar el mercado no sólo de ahorro sino también de financiamiento para el sector privado. Si las empresas que producen soja, gas o cualquier otro bien, pueden cotizar sus productos en la bolsa a una oferta amplia de inversores, pueden acceder a crédito a un costo inferior al que por el momento hay en el mercado.


¿Qué opciones de inversión en pesos hay disponibles en este momento?


Si uno desea invertir en pesos puede hacerlo recurriendo al plazo fijo tradicional, plazo fijo uva+1 (o el pre cancelable), mediante la adquisición de títulos públicos, obligaciones negociables (ON) o fondos de inversión.


El plazo fijo UVA+1 fue el más recomendado para aquellos que quisieran colocar pesos durante 2022 puesto que permitía obtener una rentabilidad por encima de la inflación. Como contracara obliga a inmovilizar el capital por 90 días para obtener el mayor rendimiento, la inflación más 1%. Para aquellos que deseaban tener la posibilidad de salir antes de ese periodo estaban los UVA pre cancelables, que le permiten salir a los 30 días con una tasa menor. Es importante señalar que, los plazos fijo UVA+1% habrían rendido en 2022 un 94% anual, mientras que el UVA rindió un 92,7% anual. En el caso de los depósitos a plazo tradicionales el nivel de rendimiento osciló entre el 78% y el 80% de TEA. Sólo en noviembre y diciembre, el plazo fijo tradicional le ganó al UVA.


Estos valores explican porque el stock de plazos fijos UVA pasó a ser de casi unos $353 mil millones hacia finales del año pasado, registrando un alza del 114,9%. Los pre cancelables son los responsables, en mayor medida, de la suba dado que crecieron un 239,6% mientras que los otros sólo se incrementaron en un 44%. El BCRA estuvo muy activo en el seguimiento y la oferta de esta herramienta, debido a que los bancos fueron muy reacios en cuanto a aceptar las colocaciones. Y no sin motivo, mientras que las personas se volcaban a colocar sus excedentes en este tipo de herramientas, ellos no tienen a quien prestarles los pesos dentro del sistema dado que la demanda de préstamos era muy baja.


En el caso de los títulos públicos, en general son bonos emitidos por el sector público que pagan el capital invertido en cuotas, denominadas amortizaciones, o de una sola vez al vencimiento. En el periodo de vida que tenga pagarán intereses, cuya tasa puede ser fija, variable o mixta, una composición de ambas. En general, este tipo de instrumento no suele mantenerse hasta el final de su vida, sino que se negocia en el mercado segundario regulado por la CNV. El precio al cual se compra y se vende varía en función de una serie de factores.


Las obligaciones negociables (ON) son emisiones de deuda que realiza el sector privado. Es un mecanismo que poseen las empresas para poder buscar financiamiento a través del mercado de capitales. Quien lo emite se compromete a pagar el capital y los intereses pautado. Los pagos suelen ser semestrales o anuales, y las tasas pueden ser fijas o variables. Al igual que los títulos pueden contar con una calificación de riesgo. Y en el caso de la ON, se pueden emitir en pesos a tasa fija o en pesos vinculados a la variación del tipo de cambio con respecto al dólar. Cuando se adquiere una ON de este tipo, la persona compra en pesos a un tipo de cambio oficial y cuando llega el vencimiento cobra en pesos al valor del tipo de cambio oficial de ese momento.


Finalmente, llegamos a los Fondos Comunes de Inversión (FCI) que constituyen una cartera de activos diversificada, que por separado no son de fácil acceso para el pequeño inversor. Cuando se ingresa en un FCI lo que se adquiere es una cuota parte, es decir, una pequeña porción de la cartera equivalente a la inversión realizada. Existen múltiples tipos que están compuestos por diversidad de instrumentos, acciones, títulos, bonos, por lo cual se debería hacer un análisis detallado de la composición para poder conocer el nivel de riesgo que hay implícito.


¿Qué hacer de cara al 2023?


Muchos analistas consideran que, si la inflación sigue por este camino, el plazo fijo tradicional va a convenir más que el UVA. Sin embargo, en mi opinión aún no hay que apurarse a tomar decisiones a largo plazo. Este es un año muy especial, y la realidad es que recién empieza. La tendencia de los últimos meses del año con respecto a la inflación puede no sostenerse. Los privados siguen esperando una inflación que rondaría el 98%.


Si bien el dólar perdió con respecto a la inflación en 2022, habrá que ver cómo se comporta durante este año donde va a ser un activo cada vez más escaso y con mayores restricciones.


Creo que aún es el momento en donde aquellos que tengan la suerte de tener algún excedente, se vuelquen a la adquisición de bienes – más si son importados –, o a la realización de inversiones en el hogar si las tienen pendientes. ¿Por qué? Porque aún no hay nada dicho, pero si sabemos que lo que hay vale un precio mañana va a valer más porque, aunque pueda desacelerarse el incremento de precios, estos siguen subiendo. Porque los productos importados están complicados, y van a faltar por las dificultades que tienen las empresas para obtener las SIRA y pagar a sus proveedores.


Quizás a medida que avance el primer trimestre, y haya más claridad sobre las tendencias de las variables macroeconómicas podamos ir por alternativas más sofisticadas. Pero hoy, hay cuestiones que continúan operando con bastante incertidumbre. Y a veces en ese contexto es preferible ir a lo seguro. Habrá quienes opinen que a río revuelto ganancia de buen pescador, pero hay que ser muy hábil para saber cuándo entrar y cuándo salir. Hay que estar muy atento, para no perder lo poco que se ganó. Y cuando uno es un pequeño ahorrista no se puede dar el lujo de exponerse a la posibilidad de perder ni un $1. Como siempre en finanzas, el nivel de riesgo que uno este dispuesto a aceptar es lo que nos va a señalar el camino.

42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page