top of page

Lo que nos deja el dato de inflación de enero

Actualizado: 19 feb

Ayer el INDEC dio a conocer el número de la inflación el mes de enero, levemente inferior al de diciembre. Pero ¿qué nos dice el informe? ¿Qué rubros mostraron un ajuste muy fuerte en sus precios? ¿Qué esperan los analistas para febrero según el REM?

Jueves 15 de febrero de 2024, Mg. Yanina S. Lojo


Finalmente, se conoció el número de inflación del mes de enero de 2024. Y si bien fue levemente inferior al de diciembre, la situación aún preocupa. ¿Por qué? Porque algunas categorías mostraron fuertes subas, porque en febrero hubo ajustes importantes y porque aún faltan correcciones en los precios de algunos servicios que van a seguir golpeando el bolsillo de los argentinos.


Fuente: INDEC


Una leve desaceleración, ¿se sostendrá?


La inflación del mes de enero fue del 20,6% y la variación interanual trepo hasta el 254,2%. Claramente, aunque menor al número de diciembre, no deja de ser un valor muy alto que debe preocupar a propios y ajenos. La desaceleración estuvo, pero nadie sabe si se sostendrá. En el mes de febrero, no fueron pocos los bienes y servicios que volvieron a ajustar sus precios y tarifas. Esto va a repercutir en el valor de febrero, y probablemente en el de marzo. Pareciera que aún falta mucho para llegar a ver nuevamente un valor de un digito.


Mientras tanto, el Banco Central mantiene su política de microdevaluciones que llevan a que el ajuste cambiario este en el 2% mensual. Muy lejos de la inflación. Lo cual genera dudas sobre la posibilidad de que en el corto plazo la autoridad monetaria deba realizar un nuevo ajuste en el tipo de cambio.


Por el momento, el poder adquisitivo se continúa licuando y poco a poco la capacidad de compra de los argentinos va cayendo. Esto inevitablemente va dejando en evidencia el fenómeno de estanflación. Algo que no es nuevo, que hubiéramos visto antes si no se hubiera sostenido artificialmente la demanda, inyectando dinero en la economía. Y algo que el mismo presidente advirtió que sucedería.


¿Cómo se movieron las diferentes categorías?


Dentro de la canasta que mide el INDEC hubo algunos rubros que mostraron fuertes ajustes en sus precios. Por encima del índice general, bienes y servicios varios 44,4%; Transporte 26,3%; Comunicación 25,1%; Recreación y Cultura 24%; Equipamiento y mantenimiento del Hogar 22,3% y Bebidas Alcohólicas y Tabaco 21%.

 


Por debajo, nos encontramos con Salud 20,5%; Alimentos y Bebidas no Alcohólicas 20,4% entre otros. El rubro que mostro menor movimiento fue Educación 0,9%.


Según indica el organismo que conduce Lavagna Bienes y servicios varios mostró un fuerte ajuste como producto del incremento en artículos de Cuidado personal. En el caso de Transporte la mayor incidencia vino dada por las subas en transporte público y el arrastre del aumento de combustibles. Por otro lado, Comunicación responde al alza en servicios telefónicos y de internet. Además, agrega que, la división con mayor incidencia en todas las regiones fue Alimentos y bebidas no alcohólicas (20,4%) en particular, se destacan las subas de Carnes y derivados y Pan y cereales.


La mayoría de los analistas privados coinciden en que los aumentos en los precios de los alimentos mostraron una leve desacelaración en las últimas semanas de enero, lo que ayudo al número final del índice general.

0

Finalmente, no podemos dejar de mencionar que algunas de las categorías muestran un ajuste por cuestiones estacionales como ser “Recreación y Cultura” y “Restaurantes y Hoteles”. Obviamente, se observa el efecto del receso de verano en estas categorías.


¿Qué paso con la inflación núcleo?


Un dato más que relevante es la inflación núcleo. La que nos permite analizar cómo responden los precios de aquellos productos que no están afectados por regulaciones ni cuestiones estacionales. En otras palabras, la inercia de los precios que en el corto plazo no cambiarán de tendencia. Y en el mes de enero mostraron un ajuste del 20,2%.

Fuente: INDEC


Este valor nos muestra que, en el corto plazo, no se prevé una desaceleración brusca en los precios. Por el contrario, queda claro que se de mantenerse la tendencia del mes pasado se ub+icarían en un valor similar. Sin embargo, habrá factores que van a incidir y que pesarán a la hora de definir el valor de la inflación de febrero, entre ellos, el aumento del precio del transporte y la quita de subsidios en el interior del país.

Cuando observamos cómo se movió la inflación a nivel país vemos que la región más golpeada fue la Patagonia, mientras que el Gran Buenos Aires quedo un punto por debajo. Probablemente, esta tendencia se acentúe en el próximo informe si no cambia la situación actual.


¿Qué se viene?


Ayer el Banco Central presentó el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), en el cual los principales consultores privados estimaron que la inflación esperada para el mes de febrero se ubicaría en el 18%, y hacia mitad de año volveríamos a tener un IPC por debajo de dos dígitos.

 

Obviamente, la consulta que se realizó entre los días 29 y 31 de enero de 2024 es una fotografía. En el mismo, según informa el BCRA se “contemplaron pronósticos de 37 participantes, entre quienes se cuentan 24 consultoras y centros de investigación locales e internacionales y 13 entidades financieras de Argentina.”


Pero es importante tener en cuenta que es la imagen de un momento determinado, y que no contempla, por ejemplo, la decisión de quitar los subsidios al transporte o el impacto que otras medidas pueden tener en el costo de vida que se dieron con posterioridad a dicho relevamiento.


Claramente, las decisiones que se están tomando en los últimos días tienen un impacto en los precios y costos que los consumidores deben afrontar. Lo mismo que la decisión de devaluar. Sin embargo, no debemos de olvidar que algunas de las medidas que se están tomando son más que necesarias y obligadas por las decisiones que se tomaron durante el gobierno anterior y que alimentaron la inflación haciendo que la variación interanual sea superior al 200%. La inyección de pesos en la economía que se produjo durante el 2023, especialmente en el último trimestre, generó una presión inflacionaria que hoy seguimos pagando.

 

53 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page