top of page

Las malas noticias ahora llegan desde Suiza

Actualizado: 16 mar 2023

Ayer el segundo banco más importante de Suiza perdió más del 30% del valor de mercado después que uno de sus accionistas mayoritarios anunciará que debido a cuestiones regulatorias no podría incrementar su inversión.

Jueves 16 de marzo de 2023, Mg. Yanina S. Lojo


En una jornada, la segunda entidad financiera más importante de Suiza pasó a valer un 10% menos que lo que valía en 2021 y se encuentra un 3% por debajo de su valor máximo a nivel histórico.


Un banco con más de 100 años de historia


El Credit Suisse es una entidad bancaria con 167 años de historia, fundada en 1856 por Alfred Escher con sede en Zúrich, Suiza, constituye uno de los bancos más importantes a nivel europeo y el segundo más relevante de este país.

Hacia 1905 se expande a Basilea, y en 1940 llega a los Estados Unidos – específicamente a Nueva York -, para en 1970 expandirse sus servicios más allá de lo bancario a lo financiero. Recién en 1989 se transforma en un holding, ofreciendo servicios de gestión de activos, banca privada y de inversión. Llegó a operar en más de 50 países y poseer más de 50 mil empleados.


¿Qué está pasando?


La semana pasada entró en crisis el mercado financiero a nivel internacional con la caída de Sillicon Valley Bank (SVB) y el Silvergate Bank (Ver: Sillicon Valley tiembra y hace temblar al mundo). Esto obligó al gobierno de los Estados Unidos a tener que garantizar los depósitos de los inversores y evitar el quiebre masivo de empresas tecnológicas y startups que poseían todo su dinero el SVB. Esta situación ha llevado a que en general las acciones de los bancos a nivel mundial enfrentaran pérdidas por un 15%.


Nadie sabía con claridad si el tsumani se había logrado contener, y las noticias que llegan desde Europa, hacen pensar que quizás haya alguna otra entidad financiera pueda seguir el mismo camino.


En el caso particular, en el día de ayer los temores se trasladaron a un gigante como Credit Suisse cuyas acciones llegaron a caer un 30% y arrastró no sólo al resto de los bancos europeos en la caída sino también a las acciones de las empresas argentinas, que se desplomaban un 13% en Wall Street.


¿Cómo llegamos a esto?


Existen varias teorías sobre qué desencadenó la situación actual de uno los bancos más representativos de la banca internacional. El hecho puntual que provocó la crisis del día de ayer fue la declaración del presidente del accionista mayoritario – Saudí National Bank -, que durante una entrevista con la señal especializada en mercados Bloomberg afirmo que no podría aumentar su inversión puesto que había cuestiones regulatorias que se lo impedían.


¿Por qué un banco saudí es el principal accionista de la segunda entidad financiera más importante suiza?


La respuesta a esa pregunta es lo que nos permite ir metiéndonos poco a poco en el problema. La firma viene atravesando diferentes problemas, y para enfrentarlos llevó adelante un proceso de reestructuración interna. Esto implicó que en octubre por ejemplo se hiciera una ampliación de capital por unos USD 4.300 millones, y se desvincularan a más de 9.000 personas en todo el mundo, además de que se recortaran gastos por más de un 15%. Y es allí donde entra en escena el Saudí National Bank que invirtió no menos de 1.500 francos suizos, lo que equivale a unos 1.530 millones de euros, adquiriendo el 9,9% de las acciones de la organización.


El segundo accionista más relevante es la Autoridad de Inversión de Qatar (QIA) que posee el 5,03% de las acciones y en tercer lugar, el grupo saudí Olayan con el 5% de los títulos.


Pero ¿Cuáles son los problemas de fondo?


Más allá de la volatilidad internacional y de las declaraciones del principal inversor, que hacen suponer que el flujo de liquidez del banco se estaría cortando, hay otros problemas más profundos – y que llevaron a que el banco necesitara hacer esa expansión -, que hoy estarían estallando.


Por un lado, nos encontramos con que hace ya más de dos años que al presentar resultados el Credit Suisse muestra pérdidas más que significativas. Por ejemplo, en 2021 estás ascendieron a los USD 1.700 millones mientras que en 2022 llegaron a los USD 8.000 millones. Esto genero intranquilidad entre los depositantes que comenzaron poco a poco a retirar sus depósitos.

Fuente: Bloomberg

Obviamente, detrás de las pérdidas multimillonarias se esconden malas decisiones tomadas por el management de la empresa como la sobre exposición a firmas de riesgo que cayeron en los últimos años. Además, se suma una condena por parte del Tribunal Penal Federal de Suiza por considerar que la firma no tomó suficientes acciones necesarias para prevenir acciones de lavado de dinero al detectarse el caso particular de una organización criminal de Bulgaria que habría utilizado cuentas del banco para operar. Pero no es el único caso, sino que habría más de un cliente siendo investigado por corrupción incluyendo líderes de PEDVSA, Medio oriente e inclusive funcionarios vinculados con países que colaboran con los Estados Unidos en investigaciones antiterrorismo.


El golpe de gracia, sin embargo, fue interno: el presidente de la firma Antonio Horta – Osorio debió renunciar en enero de 2022 cuando se lo descubrió violando la cuarentena. De esta manera, poco a poco, la reputación del banco se ha ido dañando.


Ante la crisis que se desencadeno la semana pasada, tampoco ha sido de mucha ayuda que el informe anual que debía darse a conocer la semana pasada, no fuera presentado por cuestiones técnicas que estaban en revisión junto con la Comisión Reguladora de los Estados Unidos. Aparentemente, se estaría realizando una revisión técnica de los estados presentados correspondientes a 2020 y 2019.


Pedido de rescate


Hoy jueves, el banco ha decidió pedir un préstamo por unos 50.000 millones de francos suizos (aprox. USD 53.7000 millones) al Banco Nacional Suizo (BNS) Es decir, ha solicitado que la autoridad monetaria de este país efectúe un rescate. El mayor problema, es que la entidad financiera es demasiado relevante en el sistema internacional como para que se permitiera su quiebra.


Hasta ayer se trataba de uno de los 30 bancos más importantes, y luego de su miércoles negro llego a valer menos de unos 6.700 millones de francos suizos, es decir, unos USD 7.200 millones a valores de mercado. De esta manera buscaría obtener liquidez para poder respaldar sus operaciones y continuar operando.


Dado que el Banco Nacional Suizo garantizó la ayuda en la apertura de operaciones del día de hoy, las acciones comenzaron a recuperar parte de la pérdida sufrida ayer, provocando un revote en los mercados bursátiles europeos.


¿Por qué el BNS respalda el rescate?


Más allá que desde la entidad aseguran que el Credit Suisse cumple con “los estrictos requisitos de capital y liquidez exigibles a las entidades financieras suizas para asegurar su estabilidad” también afirmaron que “cumple con los requerimientos de capital y liquidez impuestos en los bancos de importancia sistémica”.


En otras palabras, la realidad es que si el banco suizo quebrará nadie tenía certezas de hasta donde podría extenderse la crisis y a cuántos otros bancos más podrían arrastrar. Hay que pensar que ayer cayeron las acciones de entidades como el Société Générale o BNP Paribas, y la salud del sistema financiero global se puso en duda como no se lo hacía desde 2008 con la caída de Lehman Brothers. Inclusive desde Wall Street se empezó a hablar de una “crisis progresiva” que podría tener impacto a todo lo ancho del mundo.


¿Qué va a pasar con las tasas de interés?


Tanto la Reserva Federal como, en menor medida, el Banco Central Europeo estuvieron subiendo las tasas de interés para controlar la inflación, pero ante esta crisis que se desató en los últimos días no queda claro si mantendrán esta política o preferirán desacelerar las subas o incluso no actualizar hasta que las aguas se calmen.


En febrero, el Banco Central Europeo aplicó un aumento que llevó la tasa al 3%. Y la FED deberá informar su decisión a final del mes pero en general siempre a tenido una política mucho más agresiva que la autoridad monetaria europea.


Mientras tanto los inversores siguen tomando posiciones cada vez más seguras, eso provocó que ayer fuera difícil conseguir bonos del Tesoro para comprar.


24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentit


bottom of page