top of page

El problema del día 181

A finales de junio el gobierno modificó las normas cambiarias restringiendo el cepo a los importadores aún más y obligándolos a conseguir financiamiento a 180 días de la nacionalización de la mercadería. La pregunta que todos nos hacemos es: ¿Qué va a pasar el día 181?

Martes 27 de septiembre de 2022, Mg. Yanina S. Lojo


A finales de septiembre vencía la Comunicación A 7532 - que fue anunciada a finales de junio-, y fue prorrogada hasta el 31 de diciembre. Dicha comunicación establecía que todas aquellas empresas cuyas SIMI tuvieran categoría "B" deberían financiar sus operaciones a 180 días para poder ingresar al MULC para pagarlas. La novedad de esta extensión se dio a conocer a principios de septiembre, y si bien era algo que se esperaba, no dejó de generar un impacto negativo en el mercado. Pasado el golpe inicial lo que la mayoría empezamos a pensar fue: ¿Qué pasará el día 181?


El problema de posdatar el pago para las empresas


Tener que postergar los pagos 180 días de la fecha de nacionalización representa un grave problema para las empresas por varios motivos, desde la dificultad de encontrar proveedores dispuestos a semejante plazo de financiamiento (que en realidad puede ser de 240 días de la colocación de la orden de compra), hasta daños a la reputación de la empresa solicitante como también un incremento en el costo de la importación que obviamente impacta en los precios, que según algunos importadores no baja del 12% o el 13%.

El incremento de pasivos en dólares puede comprometer la situación financiera de una empresa, más teniendo en cuenta que no sabe a qué tipo de cambio finalmente podrá girar. También representa un grave inconveniente para la política de precios, ¿cómo determinar el precio de un bien para la venta si no sabemos cuánto nos costará reponerlo? Cuando el consumidor observa que los precios de muchos bienes no dejan de subir, en algunos casos, se debe a que la empresa importadora ve cada vez más cercana la posibilidad de que al momento de tener que cancelar la deuda lejos esté el tipo de cambio de aquel con el cual calculó los costos y colocó la orden de compra.

Otro problema que está trayendo es la falta de productos ya sea porque el proveedor no está dispuesto a otorgar financiamiento o bien porque el importador llegó al máximo de su línea de financiamiento. Todos tenemos un tope en cuanto a lo que se nos permite endeudarnos, y los argentinos en el exterior dada nuestra historia, no solemos tener mucho margen.


¿Cuántos dólares se postergaron?


Tengamos en cuenta que las categorías fueron establecidas en marzo y en junio se endurecieron, entonces podemos tomar como base que en el primer semestre se postergó el pago de importaciones por un monto de unos USD 6.000 millones aproximadamente. En el segundo semestre muchas empresas que durante la primera parte del año pudieron operar, para julio tuvieron que reprogramar sus pagos. Entonces, siendo generosos como mínimo podríamos estimar que las importaciones pendientes de pago son al menos del mismo valor que en el primer semestre. Ya en septiembre el BCRA tuvo que empezar a desprenderse de divisas para pagar algunas de las operaciones refinanciadas desde marzo. Según información brindada por el mismo gobierno, la medida le generó un balance positivo de caja de USD 5.000 millones. Asimismo, informaron que las importaciones se mantuvieron en niveles muy altos.


¿Qué va a pasar el día 181?


Es la pregunta que todos nos hacemos desde hace un tiempo. Si pensamos que las reservas del BCRA hoy están en USD 4.000 millones aproximadamente, no nos alcanzarían para pagar todo lo que se debe. Podríamos pensar que a medida que el tiempo pase, el Banco Central podría incrementar las reservas con ciertas medidas, pero ¿logrará duplicar los montos actuales? Aún así, nos dejaría bastante complicados nuevamente. Y si la deuda resultara ser aún mayor, la situación se vuelve más complicada. El día 181 llegará y se solapará con operaciones que no están obligadas a postergar sus pagos. También llegarán las vacaciones y los viajes al exterior.

Hoy trascendió que Massa les prometió a los industriales que van a poner mayor número de Licencias No Automáticas a bienes terminados - priorizando así las importaciones de insumos y de los bienes que no tienen fabricación nacional -, esto hace suponer que los dólares que necesitamos no van a llegar. También se supo que se ofrecerá un mejor dólar para el sector de servicios tecnológicos similar al dólar soja. ¿Confiará el sector después de lo que sucedió el miércoles pasado?

Todas estas medidas, sumadas al famoso dólar Qatar, lo único que permiten suponer es que lejos estamos de haber superado la tormenta de las reservas. Y que el problema no se resolvió, solo se pateó para adelante.

¿Qué pasará el día 181? ¿Se le pedirá al sector privado refinanciar nuevamente? ¿Nos están llevando lenta y silenciosamente a una situación en donde no quede otra alternativa más que hacer un default de la deuda privada?

En realidad, hay otra salida. Pero difícilmente el gobierno quiera aplicarla: reunir un volumen sustancial de reservas - para poder afrontar cualquier shock-, y salir del CEPO. Para llegar a eso necesitaríamos que se proponga un plan de estabilización, y se comience con una política de ajuste acorde al mismo. Hoy estamos muy lejos de eso, y cada vez más cerca del día 181.




37 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page