top of page

De Gaulle vs Roosevelt

Los intentos de la Reserva Federal (FED) de ganar la guerra contra la inflación están teniendo consecuencias en todo el mundo. ¿Cómo nos afecta la devaluación del euro con respecto al dólar?


15.07.2022 Mg. Yanina S. Lojo

Hace unos años con la desclasificación de archivos de la Segunda Guerra Mundial se conoció que Roosevelt y Churchill estaban muy disconformes con la actitud del líder de la Resistencia ante la guerra y consideraron desplazarlo en el año 1943. Churchill estaba dispuesto a todo pero de Gaulle era muy amado por sus compatriotas.


La Reserva Federal (FED) inició una guerra contra la inflación y no está dispuesta a dar tregua. La sensación que transmite es que intentará ganar a pesar de las consecuencias que tenga para el resto del mundo. El euro parece ser su primera victima.


La última vez que el dólar y el euro estuvieron en paridad corría diciembre de 2002. Veinte años después se presentó el mismo fenómeno. Inclusive este miércoles por la tarde hubo un momento en que la cotización estuvo por debajo de la divisa norteamericana. La devaluación de la moneda europea acumula un 12% en el transcurso del año.


¿Qué motivos hay detrás de esta situación tan particular?

Podríamos decir que se trata de un fenómeno multicausal. Por un lado, la agresiva política adoptada por la FED en relación a la tasa de interés. Esto coloca al dólar en una posición de fortaleza, haciendo que los inversores lo vean como un refugio de valor ante tanta incertidumbre. Mientras que el Banco Central Europeo no ha tomado decisiones contundentes para contrarrestar el aumento inflacionario. Según fuentes del organismo podría haber una suba de las tasas por primera vez en 11 años en 25 puntos básicos durante el mes de julio.

Los indicadores macroeconómicos están dando proyecciones bastantes negativas y se prevé que se profundice la recesión alimentada por la crisis energética y la expectativa de crecimiento negativo de Alemania. El cierre del gasoducto Nord Stream 1 por un periodo de 10 días por mantenimiento evidenció la fuerte dependencia de la potencia germana del gas ruso. Medidas como el racionamiento en el uso en pleno verano hacen pensar : ¿Qué podría suceder cuando comience el invierno?

La amenaza de nuevos confinamientos en China por rebrotes de Covid-19 con el impacto altísimo que tendría en la cadenas productivas, es otro factor que está generando desconfianza en el mercado.

Pero las decisiones de la Reserva Federal no solo afectan a la economía europea, el Yen se encuentra en su valor más bajo desde 1998.


¿Cómo se están viendo afectados los importadores y los exportadores?

El análisis de la situación es diferente si uno se encuentra dentro de la eurozona o fuera. Para aquellos productores europeos que dependen de insumos importados, sus costos se verán incrementados - según la oficina de estadísticas Eurostat sólo el 40% de las compras son realizadas en euros. A esto se le suma el incremento del costo de la energía. En otras palabras, están perdiendo competitividad rápidamente.

Mientras que los exportadores del viejo continente podrían mitigar la suba de los costos con esta paridad y ampliar sus oportunidades comerciales, volviendo sus productos más competitivos.

Otro aspecto interesante es el turismo y su impacto en la economía - un tema tan discutido en nuestro país. Se espera que el turismo emisivo disminuya por el aumento de los costos principalmente a Estados Unidos, mientras que el receptivo debería crecer al "abaratarse" para los tenedores de dólares. Esto podría ayudar a sectores fuertemente golpeados por la pandemia siempre que no se dé marcha atrás con la liberación en las restricciones de circulación con la llegada del frío.


Y nosotros, ¿Dónde quedamos?

Nuestros productos pierden competitividad en el mercado europeo si pensamos que en marzo un bien que se comercializaba a USD 20 valía 18.05 euros mientras que hoy vale 20 euros. A las dificultades propias que enfrentan los exportadores argentinos para colocar los productos en el mundo, ahora se le suma la competencia más fuerte con bienes europeos en determinados rubros.

Por otro lado, debido a la política implementada por el gobierno para enfrentar la falta de dólares la posibilidad de incorporar insumos y productos europeos de calidad se ve imposibilitada. Una vez más, la intervención del Estado en el mercado termina traduciéndose en la introducción de ineficiencias que paga siempre el consumidor.

Esta situación suma mayor inestabilidad a la economía mundial, que está viéndose afectada por la guerra en Ucrania pero que principalmente está pagando las consecuencias de las medidas adoptadas en la pandemia. Las políticas de expansión monetaria aplicadas a nivel mundial para paliar los efectos del confinamiento durante la pandemia han generado un alto nivel de inflación, y se han conjugado con la recesión para generar un contexto muy complejo.

Si la FED continúa tomando políticas muy duras para ganar la guerra contra la inflación, y el conflicto bélico en el continente europeo se sigue prolongando o incluso se expande, la recesión será peor. La inestabilidad política que se observa en Europa se acentuará y la sensación de falta de liderazgo no ayudará a crear confianza en los inversores. Argentina que tiene demasiados problemas propios sólo puede verse perjudicada a menos que dé un golpe de timón y decida aprovechar "el rio revuelto" para obtener algún tipo de ganancia. Toda crisis es una oportunidad.

De Gaulle y Roosevelt finalmente lograron juntos la victoria contra la Alemania Nazi, quizás es momento de que Europa y Estados Unidos recuerden que siempre les ha ido mejor cuando se han unido.

28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page