top of page

Arrancó octubre: ¿se viene otro mes complicado para los importadores?

Actualizado: 3 oct 2023

Un nuevo mes comienza y los importadores renuevan las esperanzas que ante la cercanía con los comicios el cepo a las importaciones pueda relajarse. Pero ¿sucederá? O, por el contrario, la necesidad de contener la brecha con un tipo de cambio congelado primara.

Lunes 2 de octubre de 2023, Mg. Yanina S. Lojo


Arranca el último trimestre de 2023, y no vienen meses fáciles por delante puesto que la escasez de dólares se hace sentir y las “trabas informales” para las importaciones y sus pagos pareciera que vinieron para quedarse. ¿La prolongación del dólar soja dará resultado? ¿El dólar Vaca muerta ayudará?


Dólar soja, ¿Cómo fue la liquidación?


La nueva versión del dólar soja tuvo características especiales, como la posibilidad de que el 25% de lo liquidado fuera de libre disponibilidad para los exportadores. De esa manera, el Banco Central tuvo un poco de ayuda para intervenir en los mercados financieros, aunque pareciera que se está quedando corto.


Se estima que las liquidaciones en el marco del Programa Incremento Exportador (PIE) hasta fines de septiembre habían llegado a unos USD 1.700 millones, pero debido a que esta edición permitía que una parte no fuera liquidada a través del Mercado Único y Libre de Cambios, no todo fue a las arcas del BCRA.


Es importante remarcar que, según la Bolsa de Comercio de Rosario, que el monto total de las liquidaciones no corresponde solo al complejo sojero, único incluido en el esquema cambiario diferencial, “sino a la totalidad de lo ingresado por la exportación del resto de los granos y subproductos, como así también aclararon que “este monto no incluye el 25% de la liquidación de ‘libre disponibilidad’ planteada por el programa”.



Una extensión del programa


A finales de la semana pasada el secretario de Agricultura había confirmado – después de varios idas y vueltas -, que se iba a prorrogar el beneficio. Y hoy mediante el Decreto Nº492/2023 se informó que el mismo continuará vigente hasta el 25/10/2023. (Si desea leer el Decreto puede hacer click y acceder al mismo)


Según se desprende de la normativa, el 25% ya no es más de libre disponibilidad sino que "el 25% restante, concretar operaciones de compraventa con valores negociables adquiridos con liquidación en moneda extranjera y vendidos con liquidación en moneda local". Claramente, este escenario no es el mismo que estaba vigente hasta el 30 de septiembre y con un objetivo diferente: es claro que lo que se busca es aumentar el volumen en un mercado donde el BCRA ya no tiene suficiente respaldo para contener la brecha.


Como llamativo, además de que el programa terminaría un miércoles, es que se introduce la posibilidad de que se puedan incorporar nuevas posiciones arancelarias (NCM) al PIE.


Al mismo tiempo, la Bolsa de Comercio de Rosario estima que los productores poseen correspondientes a la campaña 2022/2023 unas 3.9 millones de toneladas. Desde el gobierno creen que esto podría traducirse en ingresos por unos USD 1.200 millones.


¿Por qué se prorrogan las medidas?


Durante el mes de septiembre, la liquidación realizada a través del PIE ayudó a la autoridad monetaria a mantener a raya la brecha cambiaria, con un tipo de cambio oficial que está congelado en $350.


Los datos reflejan que el Banco Central no tuvo más opción que utilizar todo lo que ingresaba para intervenir en el mercado financiero y mantener contenido el dólar bolsa o MEP.



Y en octubre se espera que el mercado se vuelque al dólar para tratar de buscar cobertura, y el BCRA claramente no tiene ya poder de fuego para continuar sosteniendo la situación – como se evidenció la semana pasada -, entonces Economía no tiene más opción de tratar de implementar sistemas diferenciados de cambio para tratar de incentivar el ingreso de dólares.


Las reservas siguen al rojo vivo


Más allá de todos los anuncios y el cepo que se ha establecido, ya de manera trágica, sobre los pagos al exterior. El Banco Central no deja de perder reservas. Sino basta con leer el informe elaborado por la consultora Quantum, en donde se indica que hasta el 21 de septiembre el BCRA perdió USD 17.256 millones de reservas. Los principales motivos: “pagos netos a organismos internacionales por USD 5.277 millones, USD 3.776 millones de otros pagos netos del Gobierno –en gran medida servicios de deuda- y disminución de la liquidez que los bancos tienen en el BCRA como contrapartida de los depósitos en dólares.” Y suma: “El BCRA efectuó ventas netas en el MULC por USD 1.766 millones y los especialistas estiman que el Banco Central utilizó más de USD 3.200 millones para intervenir en los mercados libres de cambios.”


Se estima que las reservas netas internacionales ya están al borde los USD 5.000 millones negativos, y octubre por el contexto electoral va a ser un mes con mucha presión cambiaria. Cuando se tienen en cuenta los pagos que hay que realizar hasta fin del mes de noviembre al Fondo Monetario Internacional, estas podrían caer a valores que oscilen entre los USD 8.000 y los USD 9.000 millones negativos.


Entonces, ¿Qué pueden esperar los importadores?


Algunos podían tener la esperanza que, comenzando octubre, y con el escenario electoral, las medidas que se aplican para el pago el exterior y que representan un ultra cepo se relajaran. Pero nada parece indicar que sea ese el camino que se vaya a tomar.


Por el contrario, arrancó el mes y comenzaron los problemas con relación a la Capacidad Económica Financiera (CEF). Se multiplican los casos de empresas con CEF $1 y que no tienen ningún incumplimiento ni tributario, ni cambiario y que han ya realizado las solicitudes de reproceso y de disconformidad, sin tener respuesta. ¿Hasta cuándo? Hay casos que llevan tres meses haciendo presentaciones, han ido a la agencia y no tienen una respuesta favorable. Les dicen que ya se va a solucionar el problema. Y el tiempo transcurre sin que nada cambie.


El problema de las fechas de acceso al Mercado Único y Libre de Cambios se amplifica. Primero porque hay muchas empresas que continúan esperando para que les completen la información. Y aunque envían mail, hacen presentaciones siguen esperando. Otras que teniendo fecha de acceso no pueden pagar por los famosos errores 46 y 47, sin embargo, los MUELA se cargan, pero el inconveniente se mantiene.


¿Y los servicios? Aquellos que están en el sector no saben ya cómo continuar operando, porque las trabas son miles y las aprobaciones faltan. Las escazas SIRASE que se aprueban no llegan a cubrir las necesidades. Y como siempre, nadie responde.


¿Las liquidaciones del agro, de Vaca Muerta o de cualquier otro sector traerán alivio? Es difícil de imaginar. Por el contrario, este mes puede la situación no cambie en nada o incluso empeore en algunos aspectos porque ante la posibilidad de que el frente cambiario se vuelva una tormenta mayor, todos los recursos se destinarán a contener la situación. Es claro que, si la situación no es peor, en el caso de las reservas es más por el cepo que por el ingreso de divisas. Por ello que, octubre será un mes donde viviremos más de lo mismo con el agravante de la incertidumbre. Las dudas sobre que sucederá el 23 de octubre: ¿habrá un nuevo ajuste del tipo de cambio oficial? Arrancó el último trimestre del año y como hasta ahora, el comercio exterior sigue navegando aguas turbulentas, sin un horizonte claro. Solo con la certeza de que en cualquier momento, podría volverse más difícil.

60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page