top of page

El dólar que se viene

Hoy a las 17 horas en un anuncio grabado el ministro de Economía anunciaría las primeras medidas económicas. Entre ellas, se espera que se defina el futuro del tipo de cambio. ¿Qué sucederá con la cotización del dólar? ¿Seguirá el Impuesto País?

Martes 12 de diciembre de 2023, Mg. Yanina S. Lojo


A pocas horas de que se conozcan las primeras medidas económicas de la administración de Milei, la pregunta que flota en el aire y que todos se hacen es: ¿A cuánto se definirá la política cambiaria? Los importadores y los exportadores están muy ansiosos por conocer a qué valor de ahora en adelante el comercio exterior comenzará a trabajar. En el caso de los importadores, muchos están muy endeudados por la política de la administración saliente de aprobar importaciones, pero cerrar el acceso al mercado.


¿Se abren los mercados financieros?


Ya hace un tiempo que se viene hablando que el primer camino hacia la salida del cepo es desarmar la maraña de normativa de la Comisión Nacional de Valores (CNV). En el último año, han implementado una serie de trabas que hacen muy difícil que el mercado funcione de manera normal. Siempre el objetivo fue el mismo: contener la brecha porque de esa manera se pensaba que iban a poder contener la inflación. Nada de eso sucedió.


Sería esperable que, en una clara señal al mercado, las limitaciones se desarmen. Que ya no haya parking para operar un instrumento si se utilizó otro, que se eliminen las restricciones que impiden que determinadas personas accedan al mercado si hicieron tal o cual operación en el Mercado Único y Libre de Cambios. ¿Por qué? Porque puede ser la manera en que muchos importadores honren las deudas que tienen pendientes. Además, eso le dará más flexibilidad, volumen y movimiento a un mercado que hoy no cuenta con la liquidación del sector exportador.


¿Tendremos un nuevo tipo de cambio?


Mucho se ha hablado esta semana de cuál será la cotización oficial del tipo de cambio. Se espera que haya un sinceramiento, y que el mismo acompañe la realidad macroeconómica de la Argentina. Valores se han arrojado muchos al aire: desde $650 hasta $1.000.- La realidad es que $650 era lo que en un momento recibían los exportadores que liquidaban en el Programa Incremento Exportador si lograban hacer 50% en el MULC y 50% en el financiero – aunque no siempre era fácil -, pero al mismo tiempo la inflación se está moviendo a un ritmo del 7/8% semanal (si leyó bien … semanal). Entonces: ¿$650 sería el tipo de cambio adecuado? ¿O habría que corregirlo por inflación? ¿$650 en shock o gradualismo?


La semana pasada circulo un paper donde se hablaba de que el tipo de cambio podría sufrir dos ajustes: uno ahora, y otro en febrero que lo llevaría a $1.000.- Pero eso no solo sería gradualismo, algo que el presidente no quiere, sino que alimentaría las expectativas. ¿No sería más conveniente establecer un tipo de cambio real, quizás hasta un poco más alto de las expectativas para que flote y luego busque el equilibrio? Pero para eso se necesita un plan macroeconómico muy fuerte, y además aceptar que la inflación se dispararía. Un 30% mensual sería un valor quizás generoso.


Además, esta la cuestión del Impuesto País. ¿Se va o se queda? Porque no es lo mismo $650 más el impuesto país del 7,5% que $1.000 + 7,5%. Tampoco es lo mismo si la alícuota de este Impuesto pasa del 7,5% al 30%, y la base de cálculo – el tipo de cambio oficial -, se dispara.


Tampoco es lo mismo si se produce un ajuste del valor del tipo de cambio y se continúa con las microdevaluaciones, que si establece un sistema de flotación libre o administrada – con bandas -, porque en ese caso el valor en el tiempo se podrá ir modificando. Y para aquellos que tienen deudas con el exterior eso representa un problema.


Un tipo de cambio para exportadores y otro para importadores


Una de las versiones que circula entre los medios, en particular los orientados a economía, hablan sobre un tipo de cambio diferenciado para los importadores y para los exportadores. El primero más caro que el segundo por efecto del Impuesto País.


El valor al cuál se termine fijando el tipo de cambio oficial, para pagar importaciones se debería agregar el Impuesto País que pasaría del 7,5% al 30%. En algunos casos, se plantea que a medida que la situación económica mejore se podría ir implementando un programa de reducción.


En el caso de los exportadores, volveríamos a un esquema de liquidación mixto: donde parte de la operación se podría realizar en el mercado financiero y parte en el MULC.


Obviamente, tendrá mucho peso la política cambiaria que se defina – como mencionamos antes -, y la decisión de desarmar el cepo en lo que respecta a la maraña de normativas cambiarias y del mercado financiero.


¿Qué sucederá con la deuda para los importadores?


En este contexto, y ante la falta de dólares, la pregunta que se repiten los importadores es: ¿qué sucederá con la deuda asumida hace meses? La realidad es que hasta tanto no comiencen a ingresar dólares difícilmente se pueda habilitar el pago de todos los saldos acumulados.


No sorprende que en el último fin de semana muchas SIRA sufrieran un nuevo reperfilamiento. ¿Para cuándo? Marzo, abril y mayo. Coincide con el comienzo de las liquidaciones fuertes del sector agroexportador.


En ese esquema, no es de extrañar que se calendaricen operaciones entre empresas vinculadas, que se priorice el pago de insumos claves y de determinados sectores productivos. Mientras tanto el resto deberá esperar que empiecen a llegar dólares frescos.


Pero entonces: ¿a qué tipo de cambio se cerrarán las operaciones que corresponden a deuda asumidas? Es de suponer que al vigente al momento en que se concreta la operación. ¿La suba del Impuesto País si se da afectará a las deudas? Recordemos que bajo el esquema actual este tributo se paga cuando se produce el ingreso al mercado para pagar. Entonces si la alícuota se modifica, y aún no se pagó la operación esta se verá afectada por el nuevo tributo.


La futurología genera ansiedad


En este contexto, a la espera de novedades, todos quieren saber a cuánto y cuándo podrán pagar. Habrá que esperar las novedades que pueden llegar hoy las 17 horas. Pero también hay que tener presente que quizás eso no suceda. ¿Por qué? Porque quizás sepamos qué tipo de cambio oficial nos regulará, pero no aun cuándo se podrá pagar.


Hoy algunas operaciones de las que corresponden a excepciones del punto 8 de la Comunicación A 7622 (en donde podemos encontrar desde Bienes de Capital, insumos médicos, productos alimenticios entre otros) vieron que se modificó su fecha de acceso, y se les asigno plazo cero. Por lo cual, podrían presentar su operación para el pago. Y desde mañana si la operación es validada en la Cuenta Corriente Única de Comercio Exterior por la Comunicación A 7916 no requerirá conformidad previa del BCRA para llevar adelante el giro. Es importante recordar que, en este caso, la operación cuando se valida indica “Con Observaciones – Excepciones del punto 8 Comunicación A 7622”. Quizás para algunos, están sean buenas noticias. Mientras que otros siguen en la dulce espera.

 

160 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page