top of page

La Argentina es una misión imposible

El Presidente Fernández apuntó contra los que compran dólares para viajar y transfieren divisas legalmente al exterior.

19.07.2022 Mg. Yanina S. Lojo

Quizá habría que empezar por recordar que viajar es un derecho constitucional y que las medidas que impuso su Gobierno obligan a las empresas a recurrir al contado con liquidación para poder seguir ejerciendo su derecho a trabajar.

Los nuevos enemigos porque, desde que se fue Guzmán había que buscar a alguien para echarle la culpa de todos los males, parece que ya fue elegido: la clase media y las Pymes. Un clásico. Y el ataque ya comenzó de la manera más burda que se vuelve tragicómica.

Primero deberíamos tener en claro de qué se trata el contado con liquidación, o contado con liqui o CCL. Es un mecanismo legal que permite la compra de dólares. ¿Cómo se ejecuta? Se compran y se venden bonos y acciones que deben cotizar tanto el en mercado argentino como en el exterior. Se requiere entonces una cuenta comitente en un agente bursátil para poder llevar a cabo la operación y una cuenta en el exterior. La misma puede ser propia y deberá estar declarada en la AFIP si es a los fines de atesoramiento, y sobre la cual, se pagarán los impuestos correspondientes. O puede ser de un tercero, como por ejemplo, un proveedor para cancelar una deuda.

La compra de bonos o acciones se realiza en pesos, y luego se le solicita al agente de bolsa que los transfiera al exterior para venderlos y recibir el pago en dólares.

En otras palabras, es la compra y la venta de dólares entre privados, de manera totalmente legal, donde el precio es regulado por la principal regla del mercado: la oferta y la demanda.

Las PyMES y las MiPyMES representan más del 90% de las empresas en la Argentina, generan el 70% del trabajo y son responsables del 50% del Producto Bruto Interno. Son el motor, el corazón, lo que mantiene este país en funcionamiento. Y son a la vez la más castigadas, las más perseguidas.

El Sr. Presidente dijo "que la Argentina es la que produce, la que invierte, la que trabaja, la que genera empleo, la que educa y la que sana .." Entonces supongo que estará hablando de las PyMES porque el Estado no hace nada de esto sin las PyMES. Es probable que el comentario de ayer del Presidente me haya tocado y me moleste tanto porque vengo de la PyME. Porque sé lo que significa levantarse todos los días para lucharla en un país que no te ayuda, sin importar la bandera política. Algunos ponen menos palos en la rueda que otros, pero todos nos olvidan.

Permítame que me tome el atrevimiento de recordarle al Sr. Presidente de la Nación que son las medidas que tomó su gobierno las que están empujando a la empresas al contado con liquidación para poder cumplir con sus obligaciones y no tener que bajar la persiana.

Por ejemplo, una fábrica de indumentaria necesita insumos para producir - telas, encajes, botones, hilos - y obviamente, no todos están disponibles en el país. Por lo que tiene que salir a buscar proveedores internacionales. Lamentablemente, debido al CEPO - ese que tanto criticó cuando era oposición - si no poseen cupo deberán negociar con la contraparte para que le mande la mercadería y recién poder pagarle a 180 días de la fecha de oficialización del despacho. Eso en comercio exterior no existe. No existen esos plazos y menos con la situación actual de la economía. Y menos con un argentino, ya no nos creen.

Entonces ¿Qué hace el empresario? Va al famoso CCL y se hace de los dólares para poder pagarle al proveedor y poder seguir trabajando. Y lo hace a un dólar de $300.- muchísimo más caro que el dólar oficial. Ese que según su ministra y el presidente del Banco Central está correcto y en equilibrio. ¿Qué otra opción le queda? Perder todo lo que invirtió y bajar la persiana, dejar a la gente en la calle. Eso por si no lo sabía el Presidente genera recesión por la caída del consumo, así como menos recaudación. Eso es ajuste del más salvaje que pueda hacerse. Porque castiga al más pobre.

La economía es un circuito, si a la PyME le va bien todo se encausa y empieza a marchar por el sendero de la recuperación.

Además de estigmatizar al empresario por ir al CCL para tratar de mantener su negocio a flote y no dejar familias en la calle, pretendemos que no aumente los precios. En vez de darle ese dólar a $130.- que dice Batakis es correcto y no hace falta correcciones, pero que ni ella se lo cree - lo tiene que pagar a $ 300.- Si no aumenta los precios, se funde. Y otra vez lo mismo.

Entonces ¿por qué no empiezan a pensar antes de hablar?¿Está mal irse de viaje al exterior? Si es así, por favor mándenle un memo al gabinete que se la pasa de vacaciones en cualquier lugar menos en la Argentina. Si una persona trabaja, paga sus impuestos, ahorra ¿por qué no tendría derecho de elegir a dónde irse y cómo gastar su plata?

La gente cuando viaja gasta dólares porque tiene que comer, dormir, trasladarse entre otras actividades básicas. Pero también muchas veces consume bienes finales porque después de todas las trabas, los impuestos y las distorsiones que introducen en la producción argentina, el resultado es que nos vuelven poco competitivos e ineficientes.

Sr. Presidente, la intranquilidad no la generan los turistas, ni las empresas que operan en el contado con liqui. Son USTEDES, con sus idas y vueltas. Cuando anuncian una cosa a la mañana y otra diferente a la tarde. Cuando dicen que van a hacer algo, y a los cinco minutos hacen lo opuesto. Cuando se pelean, intrigan y planean golpes blandos.

Lo que intranquiliza es que toda la sociedad sabe ya que nadie maneja el país, o que por lo menos, quien está sentado en el sillón de Rivadavia lejos está de poder tomar una decisión. El problema es la incertidumbre y la incapacidad de los dirigentes políticos de acordar. Es la falta de liderazgo. El problema es como dijo su ministra: todos vemos el abismo adelante y también nos dimos cuenta que nadie está cambiando el curso y vamos directo.

Dejen de echarle la culpa al otro, y asuman la responsabilidad. Quizá en abogacía no se lo hayan enseñado, pero un principio básico de la administración es que se delegan tareas pero nunca la responsabilidades. Mientras el país siga viendo que nadie se hace cargo, el dólar no va a tener techo. Ya nadie confía. El peso no vale nada porque no transmite reserva de valor. Porque el gobierno no es garantía de nada.

Me parece positivo que la Vicepresidente hoy haya descubierto que la Argentina es una misión imposible. Los laburantes, esos que nos levantamos a las 6 am y nos vamos a dormir cansados de luchar, nos habíamos dado cuenta de eso ya hace mucho tiempo.




16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

留言


bottom of page