top of page

El First Republic Bank hace temblar al mercado financiero una vez más

La semana pasada la entidad financiera presentó los resultados del primer trimestre, y esto generó dudas sobre su sostenibilidad. La acción en un día perdió entorno al 40% y la posibilidad de que el Banco caída encendió las alarmas de una nueva crisis que desde finales de marzo parecía aplacada. Hoy se anunció la adquisición por parte del JP Morgan.

Lunes 1 de mayo de 2023, Mg. Yanina S. Lojo


Después de la caída del Silicon Valley Bank y del Credit Suisse, los mensajes fuertes enviados tanto por la Reserva Federal, como por el Banco Central Europeo y otros Bancos Centrales relevantes parecía haber traído la calma. Y la crisis contenida. Sin embargo, esta semana el nerviosismo volvió a los mercados luego de que la delicada situación del Firts Republic quedará expuesta.



¿Quién es el Firts Republic Bank?


Según se define a si mismo en su sitio web se trata de una entidad financiera dedicada principalmente a la banca privada, que brinda servicios de banca de negocios, administración de carteras de inversión entre otras actividades.


Fue fundado en 1985 por Jim Herbert en San Francisco, con un valor de unos USD 8.8 millones, siendo uno de los bancos más pequeños en ese momento con sólo 10 empleados. Para 2020 su valor llegaba los USD 19 billones, y era considerado como el 14º banco en importancia de los Estados Unidos. Poseía más de 5.000 empleados y 80 oficinas distribuidas en 7 estados.


¿Qué sucedió?


El lunes pasado la entidad financiera dio a conocer los resultados del primer trimestre. El Banco que tiene un perfil parecido al Silicon Valley Bank (SVB) mostró una caída en los depósitos abrumadora por unos USD 72.000 millones, y eso es descontando el importe que recibió a través de los principales bancos de los Estados Unidos cuando se desató la crisis para evitar su caída. El verdadero volumen de retiros supera los USD 100 millones.


El viernes pasado la acción llego a valer unos USD 3,05, lo que implica una caída del 50% y es un mínimo histórico para la entidad. Es importante señalar, que antes de la caída del SVB, el valor se encontraba en USD 120.-


Un 2023 duro para el Banco


En lo que va del año, la acción de la entidad financiera redujo su valor un 97%. De esta manera, se unía a otras entidades que ante la suba la política de suba de tasas que vienen manteniéndose consistentemente tanto en Estados Unidos como en Europa quedaron comprometidas.


Algunas lograron ser rescatas: como el Credit Suisse gracias en primer lugar a la rápida intervención del Banco Central Suizo y la fusión con el UBS. Otros como el Silicon Valley Bank y el Signature Bank, no. Cayeron y sólo se dio auxilio a sus ahorristas.


¿Dónde está el mayor problema?


Con la presentación de la hoja de balance, se detectaron que el problema de la solvencia y de liquidez – los pilares de cualquier empresa, pero principalmente, para un banco que debe transmitir confianza -, provienen de una gran cantidad de préstamos, específicamente hipotecas concedidas a tasas de interés muy bajas. Ante la suba de las tasas que viene realizado la Reserva Federal, la situación del Banco se complicó sustancialmente. Éste ha reconocido que el valor de mercado de la deuda es de USD 27.000 millones de dólares inferior a su valor de libros.


Cuando las tasas estaban cercanas a cero, el First Republic podía mantener en cartera préstamos a muy bajo interés, pero dada la salida de depósitos se ve obligado a buscar financiamiento a un costo mayor, y eso lo lleva a tener que enfrentar perdidas sustanciales.


Lo más llamativo, es que la entidad cumple aún con los requisitos regulatorios y sigue publicando resultados positivos.


Aporte significativo para sostener la escalada


En marzo, luego de que el Credit Suisse tuviera que ser absorbido por el UBS, un grupo de 11 bancos realizaron depósitos por al menos unos USD 30 billones para darle tiempo a encontrar una solución.


¿Cómo pensaban manejar la situación desde el banco?


Desde el Banco informaron que parte de su estrategia incluía reducir el personal, casi un 25%, también estaban evaluado la posibilidad de desprenderse de activos e inversiones, porque dada la compleja situación conseguir aportantes de capital no iba a ser resular fácil.


También consideraban la posibilidad de vender la cartera de hipotecas, pero eso lo llevaría a reconocer un importante volumen de pérdidas y como consecuencia la intervención del Gobierno Federal inevitable. Inclusive se había planteado la posibilidad de crear un “Banco malo” con la cartera de deudas a tasas bajas.


Por otro lado, The Federal Deposit Insurance Corp., aún no había tomado una decisión sobre si intervendría , aunque está monitoreando de cerca la situación. Según manifestaba , confíaban que el banco podría manejar lo sucedido, pero mantenían la mirada muy de cerca para garantizar los depósitos de los américanos y evitar cualquier perjuicio para los ahorrista. Brindar cualquier ayuda no era una opción porque está tratando de recuperarse del golpe que recibió con la caída del Silicon Valley Bank.


Existía la posibilidad también de que alguna entidad relevante del mercado absorbiera al banco o hiciera un aporte de capital, que le permita transmitir solidez. Lo irónico de la situación es que mientras algunas entidades financieras no tuvieron dudas en aportar durante marzo, y realizaron depósitos para permitirle ganar tiempo, hoy no se mostrarían interesadas en realizar aportes de capital. Incluso hay quienes prefieren esperar y ver si el Gobierno Federal interviene y provee ayuda antes de evaluar cualquier otro tipo de asistencia.


¿A qué se denomina “Banco Malo”?


A un fondo de reestructuración de los activos financieros. Una entidad financiera compra los activos denominados “tóxicos” a fin de salvaguardar el sistema financiero. De esta manera, evita que los bancos contabilicen los anteriores al valor real de mercado, y no al de libros, y de esa manera previene la posible quiebra de éste que podría arrastrar a otras entidades.


¿Y el resto de los Bancos?


La Agencia de Noticias Reuters confirmó que aunque se mantienen la salida de depósitos, entre las entidades más relevantes, el volumen resulta ser leve o nulo. Y de esa manera, buscó restarle relevancia a esta crisis y desmarcar a bancos como el JP Morgan Chase, Bank of America o Citigroup.


En la misma línea, fue esta misma agencia quien dejó transcender el día viernes que las autoridades del gobierno estarían coordinando un rescate privado con la participación de la Corporación Federal de Seguro de Depósitos, el Departamento del Tesoro y la Reserva Federal. Como muchos de los bancos más importantes se muestran reticentes, la operación podría caer en manos de una firma de capital de riesgo. Y en línea con esa información el domingo por la noche trascendió que el JP Morgan, el Citizensy el PNC habrían hecho ofertas de todos los que la autoridad federal habían contactado para que ofertaran. Lo importante es que se debía tener una decisión antes de la apertura de los mercados asiáticos para contener la crisis.


El mercado teme que podría haber más bancos que sean arrastrados por esta situación. Creen que muchos tomaron decisiones similares cuando la tasa de interés estaba cercana a cero que hoy los deja en una situación de mucha fragilidad. El plazo de los préstamos también es un problema, porque al ser hipotecas enfrentan horizontes temporales muy largos quedado descalzados con respecto a las inversiones.


Algunos consideran que la regulación dejo lugar a estas situaciones, en especial el Presiden Biden quien anunció que iba a reforzar los controles, que desde la crisis de 2008 ya eran más robustos.


El programa de suba de tasas que viene implementando la Reserva Federal ha complicado a muchas instituciones que empiezan a recortar su política de préstamos impactando obviamente en el sector privado. Es por ello, que la FED está constantemente monitoreando cualquier señal de “enfriamiento” de la economía y la evolución del índice de precios.


Hoy Europa parece más sólida, pero nadie puede garantizar que, si cae una nueva entidad financiera en los Estados Unidos, los coletazos no lleguen al viejo continente. En marzo instituciones como el Deutsche Bank dejaron sembrada la deuda sobre su estabilidad. Y se empiezan a notar de parte de los bancos políticas similares en cuanto al otorgamiento de financiamiento.


¿El final del First Republic?


Finalmente, la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) dijo en un comunicado emitido a primera hora del lunes que las 84 sucursales de First Republic Bank en ocho estados reabrirán el lunes como sucursales de JPMorgan Chase Bank y todos los depositantes del First Republic Bank pasarán a ser depositantes de JPMorgan y tendrán pleno acceso a sus depósitos.


De esta manera, el JPMorgan adquiere "sustancialmente todos" los activos de First Republic y se compromete a asumir la responsabilidad de todos sus depósitos, incluidos los que superen el límite del seguro federal de 250,000 dólares por cuenta. Se desconoce el monto que pago aún por la operación.


Se espera la reacción del mercado, que en muchas partes del mundo, no opera porque es feriado. Solo Asía ha mostrado una respuesta favorable.


En un mundo donde las fuentes de financiación empiezan a escasear la situación de un país como Argentina que necesita dólares se pone cada vez más complicada.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

ความคิดเห็น


bottom of page